Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 37
Visitas Totales: 51918
Desde: 24/09/2015

III.4.3.04. El milagro de los seres humanos: “entregar la vida” por otros

Para Jesús, sus milagros no eran “la” muestra de su poder divino, sino un “mensaje contundente” del Reino de Dios que predicaba. Tampoco fueron vistos por los cristianos como demostraciones del poder divino; algo así como para asombrarnos y demostrarnos que puede hacer lo que Él quiera.

Ante hechos inexplicables, muchas personas optan por la posibilidad de que haya sido el poder divino quien los hizo. Otras personas se quedan en “lo inexplicable… al menos por ahora; quizá la Ciencia llegue a explicar esos hechos”.

Definición de “milagro”: “Hecho inexplicable sin suponer la intervención necesaria de Dios para alterar las leyes naturales”. Quizá un milagro auténtico (a la vista de cuantos “quieran” verlo) sea el hecho de que son muchas las personas que libremente entregan su vida por salvar o mejorar la vida de otros. La “base humana” de estos voluntarios, capacidad de hombres y mujeres, cristianos o no, de “entregar su vida” a cambio de nada no tiene explicación fácil en leyes naturales. ¿Pudo llegar esta capacidad a la especie humana por evolución de las especies?Parece imposible que dicha capacidad apareciese en la especie humana sin acudir a una especial acción creadora de Dios.

Los cristianos decimos y creemos que Jesús fue “Dios-y-Hombre”. Como Hombre, existió en el tiempo. Llevó al extremo lo de dar la vida por los demás: Vio y aceptó libremente que si quería convencer a todos de que todos somos hermanos hijos de un mismo Padre Dios tenía que identificarse con el sufrimiento humano hasta el grado más intolerable.

Que los seres humanos seamos capaces de superar el egoísmo incluso a favor de nuestros enemigos… es una acción muy difícil de explicar sólo por el mecanismo de la evolución de las especies… La selección natural de las mutaciones genéticas casuales no es explicación suficiente. La “superinteligencia humana”, quizá sí. Pero es imposible explicar racionalmente la aparición de la capacidad de entregar la vida por otros “sólo” por el mecanismo de la selección natural. Hay intentos; pero… Me asombró ver el desprecio con que algunas personas hablaban de la teoría creacionista frente a la “racional y científica teoría evolucionista”… (que también tiene lagunas a manta. Pero el ateísmo está de moda y es agresivo casi como el loby gay).

Recemos: Que el “pan nuestro de cada día” sea hoy capacidad para entender un poquito mejor cuánto nos quiere nuestro Padre Dios.

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.