Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 20
Visitas Totales: 31766
Desde: 24/09/2015

VI.3.6.23. Tiempo de cuaresma. Los carnavales. Miércoles de ceniza.

“Cuaresma” significa “cuarenta días”. Desde el primer día de cuaresma, miércoles de ceniza, hasta el domingo de Pascua transcurren más de cuarenta días porque los domingos no cuentan como días penitenciales.

Es tiempo de preparación espiritual a la celebración de la Pascua: oración, sacrificio, arrepentimiento, perdón… Celebrar la Pascua es festejar la “salvación” o “liberación del mal”, de la muerte (no física, sino espiritual)…Los judíos celebraban la salida de Egipto y el “paso” del Mar Rojo como liberación de la esclavitud. Celebraban de hecho la“constitución como pueblo de Dios”. Jesús es cabeza y primogénito del “nuevo pueblo de Dios” con su Pascua de Resurrección.

Ayunar es hacer una sola comida al día, aunque se puede tomar algo como desayuno y cena. Abstinencia es privarse, “abstenerse”, de comer carne. Puede tomarse pescado. Días de ayuno y abstinencia sólo son el miércoles de ceniza y el Viernes Santo. De sólo abstinencia son los demás viernes de cuaresma.

La normativa antigua era bastante rígida. Los días anteriores a la cuaresma se celebraban grandes comilonas, desfiles y bailes “antes de entrar en el tiempo de penitencia”. “Carnaval” deriva de “carnis levare”, o “abandonar la carne” en la alimentación. Culturalmente es interesante también el tema de los disfraces. Había fiestas similares antes del cristianismo.

En la misa del miércoles de ceniza, el sacerdote bendice un poquito de ceniza.  Después la impone a los fieles trazando con ella una cruz sobre su cabeza al mismo tiempo que repite a cada uno estas palabras: “Convertíos y creed en el evangelio”. Sencillo, precioso y preciso de significado. Pero… el significado también depende de cada uno.

Un ejemplo de “cumplimiento”, o de “cumplo y miento”. Un compañero mío de carrera fue invitado por sus tíos, cristianos y ricos, a celebrar el cumpleaños… Pero como era viernes de cuaresma y no se podía comer carne, ¡pues banquetazo de marisco! ¿Cumplieron “materialmente”? Sí. Pero…

Otra anécdota sencilla: San Marcelino Champagnat había reunido a varios jóvenes para ser los primeros Hermanos Maristas. Les había contagiado su amor y pasión por Jesús y María. Los jóvenes querían celebrar la cuaresma con el máximo rigor. (¡Eran tan pobres que seguramente lo de la abstinencia de carne duraría casi todo el año!). El P. Champagnat les habló abstenerse de la vagancia, de la maledicencia… del ayuno de envidiejas, orgullo… ¿Qué nos diría a los jóvenes de este “avanzadísimo” siglo XXI?

¿Por qué hoy día, y en nuestra cultura, se le da escasa importancia al ayuno y anstinencia “materiales”? ¿Qué debe significar la práctica del ayuno y de la abstinencia a nivel personal? Cualquiera de estas preguntas, merece un poquito de diálogo.