Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

V.1.1.04. (x.25) ¿Cómo nos contaría la resurrección de Jesús un Apóstol aquí y ahora?

La diferencia respecto de nosotros es que fueron los primeros en recibir la revelación de un misterio del que anteriormente, ni idea… Pero sus dificultades para creer debieron de ser mayores que las nuestras:

  • Ellos eran los primeros en dar un testimonio respecto a Jesús, a quien habían visto “como uno un ser humano más”, como ellos mismos, y del que después confesaron que Dios lo había resucitado, lo “habían visto”, era el mismísimo de antes. Y no les debió de ser tan sencilla esta confesión: a las mujeres primeras no las creían, Tomás dijo que “tenía que meter sus dedos en las llagas”, los de Emaús…
  • Los cristianos posteriores creemos a partir de su testimonio… sin perder nunca de vista que la fe se enmarca en la historia personal y es don del Espíritu Santo, Gracia, que siempre ofrece a todos.

Contaron su fe en la Resurrección de Jesús en la forma bíblica de apariciones. Pero ambién necesitaron el don de una nueva dhesión de fe y confianza a todo lo que habían vivido junto al Maestro. Eso, y la fuerza del Espíritu Santo, la Gracia, a la que no ponían trabas.

Si viniesen a nuestro tiempo… pues hablarían de forma muy similar, incluso suponiendo que fuesen “intelectuales”. ¿Por qué? La fe no es cuestión de comprensión psicológico-teológica sino de confianza vital. Sobran discursos. Antes y ahora nos convence la vida de quienes dan fe de algo, no sólo sus palabras, aunque también son necesarias. (1)

Quizá hoy colgasen en su blog el siguiente vídeo: “Por la calzada de Emaús”

(1) La Psicología Transpersonal (o cualquiera de sus formas de presentación y práctica: New Age, yoga, etc.) no requiere fe religiosa porque conducen al Hombre a fundirse con el Universo, a… Pero no a “ser acogidos por el Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo”, Dios “personal” como nosotros aunque proyectado al infinito: Omnisciente, Omnipotente, etc. del que San Juan empieza diciendo que Él es desde siempre “La Palabra”, el Pensamiento, que la Palabra se hizo ser humano en Jesús, y termina por decir que Dios es Amor.