Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 87
Visitas Totales: 34102
Desde: 24/09/2015

I.1.1.3. Historia y fe. ***

Un poco de Filosofía de la Historia, que es historia de la vida. Muchas veces decimos Historia Natural para referirnos a los fenómenos del Cosmos y, en especial, de la tierra. Sin embargo, la “historia de los seres humanos” introduce un aspecto totalmente diferente: Nosotros “hacemos” historia, no sólo la contemplamos y/o estudiamos. Reflexionemos un poco… (¡pensar no da dolor de cabeza; palabra!)

Nos quedamos pasmados ante la grandeza de la Naturaleza. Muchos pensamos que hay cosas tan maravillosas que sólo Dios pudo hacerlas. A lo largo de la historia de los hombres, Dios se ha manifestado en lo pequeño, en el dolor, en el bien y en el mal que hacemos los hombres… en “nuestra historia”. Esto se ve, “se palpa”: en períodos de las grandes calamidades de todos los pueblos, Dios se ha manifestado a nosotros de manera humilde pero efectiva; y siempre, siempre, ofreciendo soluciones no milagrosas, sino de esperanza… “abriéndonos siempre a un espacio de futuro y realidad humana” distinta y feliz. Esta es la historia de los grandes hombres que transformaron los pueblos: Buda, Confucio, Moisés… Luther King, Gandy, Teresa de Calcuta, Mandela…

Con Jesús ocurrió esto de manera aun más notoria que en cualquier otro pueblo. Rompió los límites de su pueblo y las fronteras entre seres humanos: todos somos hermanos; nadie es dueño de nadie… aunque somos autónomos para darnos nuestros propios principios de convivencia. Jesús no habló ni de política ni de sociología. Eso es cosa “nuestra”.

Lo malo es que con demasiada frecuencia, esos principios de convivencia en fraternidad e igualdad se olvidan para “hacer historia” aplastando a los demás, sea a nivel de persona a persona o de nación a nación. La historia del siglo XX es la prueba inmediata y de llorar… Y la del sglo XXI no parece que vaya a mejorar demasiado, aunque la conciencia de “una Humanidad” igual para todos va ganando puestos. Lo curioso es que haya pasos atrás. (1)

La cuestión de creer o no creer no se plantea en el “pensamiento” científico, histórico, filosófico, sociológico, etc. sino en mi acontecer personal: “mi” historia de los acontecimientos vividos, de las vivencias experimentadas, de la conciencia de mis realizaciones, etc.

Si eres creyente, alaba y da gracias a Dios por el mundo que nos ha regalado, por la capacidad de “hacer y transmitir” historia de personas que mejoren poquito a poquito la gran Historia humana. ¿Usarás esta capacidad sólo para divertirte? ¿o la usarás para transmitir “vida” con futuro abierto a Dios y a los demás seres humanos? Estas preguntas exigen respuesta…

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo. 
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.