Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 35
Visitas Totales: 51916
Desde: 24/09/2015

III.4.3.12. La tempestad calmada.

“Al atardecer de aquel mismo día, Jesús dijo a sus discípulos: “Crucemos a la otra orilla del lago.” Despidieron a la gente y lo llevaron en la barca en que estaba. También lo acompañaban otras barcas. De pronto se levantó un gran temporal y las olas se estrellaban contra la barca, que se iba llenando de agua. Mientras tanto Jesús dormía en la popa.. Lo despertaron diciendo: “Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?” Él entonces se despertó. Se encaró con el viento y dijo al mar: “Cállate, cálmate.” El viento se apaciguó y siguió una gran calma. Después les dijo: “¿Por qué sois tan miedosos? ¿Todavía no tenéis fe?” (Marcos)

Esta narración del evangelio de San Marcos tiene un significado eclesial evidente. Lo cuentan los tres evangelistas sinópticos. Sucedió al principio de la predicación de Jesús. Se alejaron de la orilla. Se fueron al otro lado del lago… que ya era extranjero, La Decápolis. La tormenta descoloca a todos, menos a Jesús que sigue durmiendo, se supone, sobre las redes y demás aperos de pesca en la popa de la barca.

San Marcos escribe su evangelio en los años 50. La Iglesia de Jesús que acaba de empezar a navegar por el Imperio tiene comienzos tormentosos. Se muestran judíos piadosos y ya les persiguen sus propios paisanos, como a Jesús. Pocos años después, el Emperador Nerón, loco de remate, también se da al deporte de matar cristianos… y los sucesores, también. Y lo curioso es que esa afición se ha dado a lo largo de una historia de ya veinte siglos; ahora está de moda en varios países islámicos. Buscad datos. Curioso poder el de la Iglesia que incluso en los siglos de más influencia política y económica del Papado siempre hubo mártires cristianos.

“¿Por qué sois tan miedosos? ¿Todavía no tenéis fe?” Jesús podría dirigirnos estas mismas preguntas hoy día. El relato da un detalle significativo: “Vamos a la otra orilla”. “La otra orilla” es La Decápolis, país pagano, enemigo del judaísmo. Actualmente, la otra orilla está junto a nosotros. Ahora en España no se mata a los cristianos. Pero hay cadenas de TV y periódicos que sistemáticamente atacan a la Iglesia con verdades a medias, calumnias… ¿Nos dan miedo o pena?

La “otra orilla” nos da miedo. ¿No será que en el fondo, fondo, de muchos de los que nos decimos cristianos no estamos nada seguros de nuestra fe, de que Jesús va en la misma barca que nosotros?

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.