Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 114
Visitas Totales: 31562
Desde: 24/09/2015

III.4.2.31. María, música de Dios.


Cuando escuchamos y, sobre todo, pensamos en la parábola del hijo pródigo nos parece increíble que Dios, el “padre bueno” de la parábola, pueda comportarse como se dice en ella. Quizá sean nuestras propias deficiencias o pecados lo que más intensamente nos dificulte “creer” que las cosas son así.

Durante un ratito, recemos y pensemos en nuestra buena Madre María, nuestra “Hermana en la fe”, con esta canción.

MARÍA, MÚSICA DE DIOS

Me quedé sin voz con que cantar,
y mi alma vacía dormía en sequedad.
Y pensé para mí: me pondré en sus manos,
manos de madre, me dejaré en su amor.
Y TÚ MARÍA, HAZME MÚSICA DE DIOS,
Y TÚ MARÍA, AFINA TU LAS CUERDAS DE MI ALMA. ALELUYA, AMEN.
Y TÚ MARÍA, HAZME MÚSICA DE DIOS,
Y TÚ MARÍA, AFINA TÚ LAS CUERDAS DE MI ALMA, ALELUYA, AMEN.
María acompaña tu mi caminar,
yo solo no puedo, ayúdame a andar.
Y pensé para mí: me pondré en sus manos,
manos de madre, me dejaré en su amor.