Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 66
Visitas Totales: 32113
Desde: 24/09/2015

III.4.2.29. El buen samaritano… de hoy. Video: Granito de arena.

Recordemos la parábola:

El escriba, queriendo justificarse, dijo a Jesús: «Y ¿quién es mi prójimo?».

Jesús respondió: «Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de salteadores, que, después de despojarlo y golpearlo, se fueron dejándolo medio muerto. Casualmente, bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verlo, dio un rodeo. De igual modo, un levita (hombres que atendían el culto en el Templo) que pasaba por aquel sitio lo vio y dio un rodeo.

Pero un samaritano que iba de camino llegó junto a él, y al verlo tuvo compasión; y, acercándose, vendó sus heridas, echando en ellas aceite y vino; y montándole sobre su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y cuidó de él. Al día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y dijo: “Cuida de él y, si gastas algo más, te lo pagaré cuando vuelva.”

¿Quién de estos tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los salteadores?» Él dijo: «El que practicó la misericordia con él». Jesús le dijo: «Vete y haz tú lo mismo».

En la parábola del buen samaritano, Jesús nos habla de dar sin pedir nada a cambio. Elevado el significado al comportamiento del Padre Dios con nosotros, Jesús nos dice que “el Padre nos quiere, nos ayuda… y nada pide a cambio: Él seguirá preocupándose; volverá a vernos…”

Podríamos traer aquí muchos ejemplos de personas que “viven” y “practican” esta parábola. Damos un recorte del siguiente, presentado en TV: Una mujer madrileña, de hoy mismo, es una buena samaritana… Pueden encontrarse muchísimos ejemplos más en Internet.

Una buena samaritana de hoy mismo.