Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

III.4.2.19. Alegorías, fábulas, mitos… Jesús, “Parábola” de Dios.

Las alegorías son historietas preparadas para dar una lección sobre la vida, el hombre, etc. La semilla que cae en el camino y es comida por los pájaros es una alegoría de los hombres que oyen pero no escuchan la palabra de Dios.

Las fábulas dan lengua a los animales para contarnos algo sobre nosotros, también animales pero racionales (aunque a veces nos entren dudas “razonables” acerca de esta cualidad…). La zorra se marcha diciendo que “las uvas están verdes”. Explicación absurda; le “interesaba” el cuervo, no las uvas… Situación “humana” frecuente.

Las parábolas son comparaciones entre hechos o circunstancias conocidas y “otras realidades”. Las parábolas quedan muy abiertas a la interpretación. Algunas parábolas de Jesús se convirtieron en alegorías, como la de la siembra.

Los mitos hablan de personajes con valor simbólico para explicar fenómenos naturales o la esencia de las cosas o acontecimientos cuyo origen nos es desconocido. Dos ejemplos:

  1. La aparición del bien y del mal entre los seres humanos es explicado en la Biblia mediante la narración del pecado de Adán y Eva comiendo el fruto del árbol prohibido. La Biblia “enseña” que Dios entra directamente en la Historia humana mediante la narración de un mito. La Biblia no enseña nada acerca de la evolución.
  2. Platón explica la comprensión de la realidad que “ve” el Hombre mediante el mito de la caverna. Enseña que los hombres “vemos sombras”, no la “realidad”, porque no salimos de la caverna de nosotros mismos.

La parábola fundamental de Jesús es su propia vida. Es la parábola que nuestro Padre Dios nos cuenta acerca de cómo es nuestra realidad, cómo quiere que sea y cómo será definitivamente. Jesús es como una semilla que Dios ha plantado en nuestras vidas para que germine y dé mucho fruto. ¿Qué más podía hacer Dios para decirnos que “nos quiere a todos felices por completo” que “meterse Él mismo” a ser Hombre en Jesús de Nazaret?

Jesús da un paso más: Dios es la culminación de nuestra existencia. No quiere decirnos sólo, como Platón, cómo somos transitoriamente sino cómo seremos definitivamente. “Él nos dará un agua que salta hasta la vida eterna”.

En el mito de la caverna, los hombres que siempre han vivido dentro terminan por “darse explicaciones absurdas” acerca de la persona que pudo salir y les contó la realidad que existe fuera… ¡y terminan por matarlo!… Y ¿qué hacemos nosotros con Jesús?

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.