Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 66
Visitas Totales: 32113
Desde: 24/09/2015

III.4.2.00. El Reino de Dios ¿qué es? Segundo.

Ser “ciudadanos del Reino de Dios en esta tierra” es estar bautizados como cristianos.

Y los de otras religiones ¿qué? Quienes jamás ni oyen el nombre de Jesús ¿qué? Los no bautizados ¿qué? Y los expresamente “no creyentes” ¿qué? Peor aun, los sinvergüenzas redomados, genocidas, ladrones, etc. ¿qué es de ellos? ¿Tendrán que convertirse, o pedir perdón al resto de seres humanos y a Dios, o …? Estas preguntas son en realidad dos cuestiones consecutivas.

Primera: ¿Qué pasa con los que ni pueden ni quieren saber nada de Dios y de su Reino? La respuesta está en la parábola del hijo pródigo…¡que es de Jesús!, no de algún ilustre teólogo, o Papa, etc. El Buen Padre de la parábola tiene dos hijos: uno, ¡el 50%!, permanece en casa (¡y válgame Dios con qué frialdad!) cumpliendo sus deberes. Y el otro, ¡el otro 50%!, se va de juerga, no quiere saber nada ni de su padre ni de su familia, sólo de sí mismo y de pasarlo bien. Y cuando vuelve, no es porque el Buen Padre le manda un sms, sino porque se encuentra mal y “decide él” volver a la casa de su Buen Padre. Y si no hubiese decidido volver ¿qué? Este último “¿qué?” no sé responderlo… Suelo decir a mis amigos(varios no creyentes, ateos declarados, católicos no practicantes, o… ¡suerte la mía!)“Que de una cosa estoy totalmente seguro: que Dios nos quiere a todos, sin excepción.”

Segunda: Jesús comparó el Reino de Dios con una pequeña porción de levadura que echada en una gran cantidad de harina hace fermentar a toda la masa. Un puñado de cristianos convencidos pueden transformar su ambiente en un espacio de Reino de Dios. Su Ley Constitucional, la fraternidad: ayuda a los más necesitados; perdón y misericordia. Éste sería el punto 1.2. de su Constitución, en la que el punto 1.1. es “Amar a Dios sobre todas las cosas”.

Jesús no habló de sistemas sociopolíticos, de comercio justo, etc. Todo eso es tarea nuestra. Si hay muchos cristianos en la sociedad, encontrarán la manera de que “La Ley constitucional del Reino de Dios” esté presente y sea respetada.

La mayoría de nosotros hemos sido bautizados; “nos dieron el DNI” de cristianos ¿hacemos uso de “esa nacionalidad” o “vivimos en el extranjero” de por vida?

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.