Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 114
Visitas Totales: 31562
Desde: 24/09/2015

III.4.1.00. Las parábolas ¿qué son?

La mayoría de los oyentes de Jesús no sabían leer… como la inmensa mayoría de la gente de aquel tiempo. Él conocía la vida de “su” gente: labradores pobres, cultura bíblica apreciable aprendida en las sinagogas y por tradición familiar, etc.

Jesús fue madurando sus ideas. Todavía era un hombre joven cuando dejó a su familia, se marchó del pueblo, estuvo algún tiempo como discípulo de un profeta (San Juan Bautista) muy notorio. También él pasó algún tiempo en el desierto, pensando, madurando su mensaje, rezando… rezando mucho.

Jesús sabía perfectamente lo que quería. Explicarlo era otra cuestión. Él eligió las parábolas, una especie de cuento corto, a veces una sencilla comparación, sacado de la misma vida corriente de la gente que le escuchaba. Parecen tan sencillas a primera vista que dan ganas de pensar que “eso podría hacerlo cualquiera”.

Para que se pueda apreciar mejor “el mérito” de este tipo de enseñanza a base de parábolas, sugerimos un ejercicio sencillo: cada uno de los presentes trate de decir a la persona que tenga a su lado qué es, por ejemplo, la amistad, o elhonor, … o la economía globalizada, o … Nada de rollo patatero. Hay que hacerlo en forma de parábola. Y recordad este sabio consejo: “No ponga su lengua en movimiento antes de poner su cerebro en funcionamiento”.

Una observación: no es lo mismo parábola que alegoría… aunque es fácil convertir las parábolas en alegorías. Ejemplo concreto: “Rebelión en la granja”, de Orwel, es una alegoría (los animales se gobiernan en el corral como si fueran personas) y una fábula (se da palabra a los animales).

Merece la pena tratar de entender y recordar estas palabras: Cada parábola es una invitación apremiante a pasar de un mundo viejo, convencional y sin apenas horizonte a un “país nuevo”, lleno de vida, que Jesús está ya experimentando y que él llama “Reino de Dios“.

Ahora, que cada uno cuente “su parábola sobre …” a quien esté su lado.