Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 65
Visitas Totales: 32112
Desde: 24/09/2015

III.4.0.0. Contenido nuclear del mensaje de Jesús.

 

Las religiones suelen ser muy complicadas. Los fariseos observaban cientos de preceptos. Las instituciones necesitan normas para regirse. Sin embargo, el núcleo de cualquier religión ha de ser muy simple. Razón: El “pueblo” ha de entender en qué consiste su religión sin necesidad de horas y horas de estudio.

Jesús no se perdió en grandes discursos: Amar al prójimo y a Dios es lo esencial. Presentaba el Reino de Dios mediante parábolas muy sencillas.

Una cosa curiosa: Jesús habla del amor al prójimo pero apenas emplea la palabra “amor”, o “ágape” en griego. (El amor como “sentimiento” se expresa en griego con la palabra “eros”). Él es más concreto: “perdonar siempre” al que nos ha ofendido; “compadecerse” de cualquiera que sufra; “ayudar” a cualquiera que lo necesite; “dar agua al sediento”…

Un escriba le preguntó cuál era el mandamiento principal de la Ley. Jesús le recordó lo que los buenos israelitas recitaban como oración cada mañana y cada tarde: “Escucha, Israel; el Señor, nuestro Dios, es el único Señor. A Él sólo amarás…”. Y “pegó a éste” el segundo mandamiento, que en la Biblia está en otro libro: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Jesús deja muy claro que ambos mandamientos son indisolubles.

La regla de oro de la conducta humana “no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti” fue formulada con clarividencia por los grandes hombres de todos los pueblos: filósofos griegos, los vedas de los arios, Confucio, Buda, etc. También estaba recogido en la Biblia. Jesús añade dos detalles:

  • Primero, lo pone en positivo; en vez de “no hagas daño…” dice “amarás”.
  • Segundo, lo une indisolublemente al amor de Dios: “Amarás a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo”. Jesús pone ante nosotros algo muy sencillo de entender aunque no tan fácil de practicar: adorar, amar, etc. a Dios, ¡amando y sirviendo al prójimo!

Ejemplo: Llega a una playa de Canarias una patera. ¿Qué “manda” la normativa civil? “Fuera. No traen papeles”. Pero no es ese el problema de la gente que toma el sol: Cogen agua, toallas, alimentos… atienden lo mejor que pueden a los recién llegados. Jesús no habló de políticaPero sí de dar agua al sediento, curar las heridas, etc. Para comportarse como cristianos, los playeros no necesitaron consultar gruesos libros de Teología ni de Derecho Internacional. Alguien pensará:“Eso lo haría cualquiera”… Sí; pero… a un cristiano, cristiano, le resulta imposible no hacerlo.

“Entonces, para ser cristiano ¿no hay más que eso?” Sí, pero “eso” es nuclear.

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.