Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 65
Visitas Totales: 32112
Desde: 24/09/2015

III.3.2.1. Tener o ser. Erich Fromm.

La narración de las tentaciones de Jesús es alegórica. Son una enseñanza acerca de tres grandes tentaciones que experimentamos: tenerpoder y gloria mundana.

Tener: Vemos el deseo de “tener cosas” como lo natural… Un psicólogo y sociólogo del siglo XX, Erich Fromm, habló de“dos modos de vivir”: el modo del “ser” o el modo del “tener”. Ejemplos:

Fábrica francesa de estampados. Un visitante japonés anotaba en una libretita; posible espionaje industrial. El interrogatorio acabó enseguida. “Es que en mi fábrica, dijo, se aprecia mucho que los empleados demos ideas a los jefes para mejorar. Yo iba anotando las que me surgían. Mi empresa no es de estampados”. ¿Curioso? En su empresa aprecian la condición de ¡seres humanos pensantes! de cualquier empleado, no sólo su condición de “productor”. Los responsables y este empleado se comportan en el modo del ser.

Otro ejemplo: Torero español famoso y rico. “Tenía que tener” en casa una gran biblioteca. Se fue a una gran librería, miró las estanterías y señaló al librero: “De ahí hasta ahí, todos. Y lo mismo en éste y en este otro estante”. El librero:“¡Pero hombre! Si muchos de esos libros están repetidos”. “No importa. Lucen bien… La cultura se adquiere sólo en el modo del ser: estudiando, leyendo, pensando, etc.  No puede comprarse.

Caer en la tentación del tener llega a hacer a las personas ridículas. Y si consideramos la terrible injusticia que significan las diferencias entre personas pobres y ricas, la ridiculez se convierte en crueldad. “Pero entonces ¿no podemos aspirar a ser ricos?” Respuesta: hay personas ricas no instaladas en el modo del tener sino en el modo del ser: mantienen miles de puestos de trabajo muy productivos, no son imbécilmente ostentosos; hacen fundaciones, dan dinero a ONGs, mantienen orfanatos, etc. etc.

Tú,  ¿en qué modo de vivir estás instalado? Ricos de posesiones y dinero hay pocos. Pero “ricos de deseos”, hay millones. Si tienes tu corazón ocupado por deseos de riqueza ¿dejas espacio para vivir como persona o caerás en la idolatría de adorar al dios dinero en exclusiva? “No solo de pan vive el Hombre…” respondió Jesús al tentador.

Sugerimos dialogar sobre las diferencias que hay entre el modo de ser y el de tener, por ejemplo, en el estudio, en la vida familiar, en el amor…