Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 115
Visitas Totales: 31563
Desde: 24/09/2015

III.3.2.0. La tentación del poseer. (Video “seréis fuertes”.)

 

Intentar poseer lo necesario para vivir bien, ni siquiera es tentación. Parece lógico. Cuando ya se tiene lo necesario con creces, puede que siga llegando riqueza por la misma dinámica de la economía. En este caso, ya se puede plantear el dilema: ¿Cómo se emplea el exceso de riqueza:

  1. para crear más puestos de trabajo, para fomentar la investigación, para socorrer necesidades generales o concretas, etc.
  2. o para aumentar “mis posesiones”, mis palacios, mis servicios, mis, mis… inversiones poco o nada productivas en términos económicos?

Podrían ponerse miles de ejemplos de ambas posturas. La primera es digna. La segunda es lamentable. ¿”Tener más cosas” nos hace ser más y mejores personas, vivir más intensamente, ser más felices…? Si la calidad de vida y la fecicidad “dependiesen de la cuenta corriente”, todos los ricos serían grandes personas y muy felices. ¿Hay alguien que se crea semejante cosa? Dato: Más de la mitad de todos los que se suicidan en hoteles (¡¡¡??? ) lo hacen en hoteles de 5 estrellas.

Sólo un ejemplito: Cierto monarca de país pobre se construye 17 palacios. No crean más riqueza que los puestos de trabajo mientras se construyen (los puestos de trabajo mejor pagados son para extranjeros) y los necesarios para el mantenimiento posterior. “Su” pueblo vive masivamente en casas de barro, en cuevas excavadas en tierra, el analfabetismo alcanza porcentajes increíbles para finales del siglo XX, los servicios de salud pública son miserables, etc. ¿Qué se llevará a la tumba: el recuerdo agradecido de “su” pueblo o un gran mausuleo lleno de las maldiciones de quienes lo conocieron? ¿Es más ser humano el rico que el pobre? ¿Es más ser humano el déspota, de cualquier nivel (sea entre amigos, en la empresa, en la nación…) que sus víctimas?

Contemplemos este video: Es difícil encontrar a una persona más desposeída de casi todo. Y sin embargo… Veamos. “Ser” desde casi nada. Si es posible, dialogar sobre el contenido de este vídeo.