Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 115
Visitas Totales: 31563
Desde: 24/09/2015

III.2.0.0. Jesús recibe el bautismo de Juan. Narración evangélica.

Tuvo que ser un hecho importante en la vida de Jesús, pues permaneció en la memoria de todas las primeras comunidades cristianas y San Lucas da detalles históricos para situarlo en el tiempo. Juan el Bautista fue considerado como un gran profeta de Israel; él mismo anunció que “después de él vendría otro que bautizaría con el fuego del Espíritu”:

“El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, etc. Dios dirigió su palabra a Juan, hijo de Zacarías, que estaba en el desierto.

Éste comenzó entonces a recorrer toda la región del río Jordán, anunciando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados, como está escrito en el libro del profeta Isaías: “Una voz grita en desierto: Preparad el camino del Señor… Entonces, todos los hombres verán la Salvación de Dios.”

Juan decía a la multitud que venía a hacerse bautizar por él: “Raza de víboras, ¿quién os enseñó a escapar de la ira de Dios que se acerca? Producid los frutos de una sincera conversión, y no penséis ‘Tenemos por padre a Abraham’. Porque yo os digo que de estas piedras Dios puede hacer surgir hijos de Abraham… “.

La gente le preguntaba: “¿Qué debemos hacer entonces?”. El les respondía: “El que tenga dos túnicas, dé una al que no tiene; y el que tenga qué comer, haga otro tanto”. Algunos publicanos vinieron también a hacerse bautizar y le preguntaron: “Maestro, ¿qué debemos hacer?”. El les respondió: “No exijáis más de lo estipulado”. … Como el pueblo estaba a la expectativa y todos se preguntaban si Juan no sería el Mesías, él tomó la palabra y les dijo: “Yo los bautizo con agua, pero viene uno que es más poderoso que yo, y yo ni siquiera soy digno de desatar la correa de sus sandalias; él los bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego…”.

Y por medio de muchas otras exhortaciones, anunciaba al pueblo la Buena Noticia. Mientras tanto el tetrarca Herodes, a quien Juan censuraba a causa de Herodías -la mujer de su hermano- y por todos los delitos que había cometido, cometió uno más haciendo encarcelar a Juan. Todo el pueblo se hacía bautizar, y también fue bautizado Jesús. Y mientras estaba orando, se abrió el cielo y el Espíritu Santo descendió sobre él en forma de una paloma. Se oyó entonces una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección”.

¿Acabaremos de entender alguna vez que los cristianos hemos sido bautizados con agua y con fuego, con el Espíritu Santo, el Espíritu de JesúsSomos templos del Espíritu por nuestro bautismo ¿cómo mantenemos ese “templo espiritual”? ¿No necesitará arreglos de conservación, limpieza… o quizá reconstrucción total(No olvidemos que respondamos lo que respondamos a esta última cuestión, Dios Padre nos quiere a todos y nos perdona siempre.)