Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 88
Visitas Totales: 34103
Desde: 24/09/2015

III.1.1.2. Bautismo penitencial de Juan. Bautismo cristiano.

El pueblo judío tenía las ideas muy claras: Su Dios conducía la Historia imponiendo justicia con violenta cuando era necesario. Ejemplo: la salida de Egipto. Cada pueblo tenía sus dioses (y todos eran más poderosos que los vecinos… naturalmente). Yahvé era el único y verdadero Dios. Se había escogido para sí a un pueblo pequeño, esclavizado en Egipto durante siglos, conducido por Moisés por el desierto hasta alcanzar la “tierra prometida que manaba leche y miel”.

Pero fue sometido de nuevo en Babilonia. ¿Qué podían pensar al ver a su pueblo desterrado y esclavizado? ¿Deberían adorar a los dioses de Asiria… que les habían demostrado ser más poderosos que su Yahvé? Intuyeron el verdadero problema: Dios no ha roto su pacto. Es Israel el que se ha alejado de su Dios.

Volvieron de Babilonia. Reconstruyeron el Templo… Pero llegó Alejandro Magno y después el Imperio Romano. (No hablamos aquí de la terrible historia posterior del pueblo judío). De nuevo a esperar que Yahvé los libraría.

Muchos judíos no veían otra salida para alcanzar el perdón y la protección de Yahveh más que la penitencia. No se librarían de Imperio Romano sólo por la violencia. Los monjes judíos de Qunram se pasaron: se obligaban a “odiar siempre a los injustos”.

En este ambiente, aparece Jesús pregonando: “Amad a vuestros enemigos, haced el bien a quienes os odien”El Reino de Dios ha de ser el inicio de la destrucción del odio y la enemistad entre los hijos de ese Dios porque somos todos hermanos. El bautismo que proclama Jesús no será penitencial ante todo, sino dador de una vida nueva en el Espíritu, “otra” vida que “sacia la sed para siempre y salta hasta la vida eterna”, dijo Jesús a una mujer samaritana.

Sugerencia: Hacer un cuestionario de “intensidad de cristianismo” para medir el grado de nuestros sentimientos cristianos. A modo de ejemplo:

1) ¿Odias a alguien en particular?
2) ¿Sientes odio por personas de otras razas?
3) ¿Perdonarías a terroristas con delitos de sangre?
4) ¿Perdonarías a los asesinos de tus padres?
5) ¿Y qué tal si “los malos” son islamistas, por ejemplo?…
6) Etc.

La “alianza de civilizaciones” no llegará a nada mientras siga “sólo por carriles civiles” evitando el Camino de Jesús.