Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 20
Visitas Totales: 31766
Desde: 24/09/2015

II.3.0.15. Los escritos apócrifos.

Jesús fue un niño que tuvo que aprender, crecer… San Lucas: Volvieron a Nazaret, vivía obedeciendo a sus padres y crecía en edad, sabiduría y gracia”. De esta época de su vida no había noticias. San Marcos no la menciona. San Mateo y San Lucas dan narraciones bíblicas de fe más que datos de su infancia.

A finales del siglo II circulaban por las comunidades cristianas tantos escritos atribuidos a los Apóstoles, que los responsables de la Iglesia tuvieron que determinar el Canon o relación de escritos “verdaderos” y los que había que rechazar por “apócrifos” (falsos). El Gnosticismo surgió en las mismas primeras comunidades cristianas de origen pagano; surgieron “intelectuales” empeñados en “casar” a Jesús y su mensaje con las ideas e historias paganas.

Para entender mejor este fenómeno hay que tener en cuenta dos cosas:

  • Primera: La transmisión de la cultura era fundamentalmente oral: charlas entre la gente al atardecer, durante las fiestas, etc. En el Imperio, sólo el 10 % de la gente sabía leer.
  • Segunda: muchos autores atribuían sus escritos a personas con autoridad para darles más prestigio. (La SGAE se volvería loca). Ejemplo: la Carta a los Hebreos “de San Pablo” fue escrita, dicen los entendidos, por escribas y sacerdotes judíos que se hicieron cristianos.

En principio los apócrifos tenían el mismo objetivo que los verdaderos: conservar y propagar la doctrina cristiana. Pero muchos autores se pasaron montón de pueblos. Como los primeros cristianos se preocuparon más de “confesar” su fe en Jesús que de los detalles de su vida concreta, quedaban muchas lagunas biográficas de Jesús.

Al prescindir de la Biblia como Palabra de Dios y pretender explicar la vida de Jesús no tuvieron inconveniente en “rellenar lagunas”. Es lo que ha hecho Dan Brawn con su Código da Vinci. Él escribe una novela, aunque diga que es historia. Le importa un bledo la “historia” de Jesús. Dice que se basa en escritos aparecidos recientemente “pero de gran antigüedad, como los evangelios de Judas y de Tomás, descubiertos hace unos años”. Truco literario idéntico al empleado por Cervantes en El Quijote. En efecto; se han descubierto versiones completas, 1945, pero eran conocidos por citas en otros escritos y señalados como “falsos” a finales del siglo II. Curioso: su versión completa confirma aun mejor su “falsedad”, por más que aporten o confirmen otros datos interesantes.

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.