Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 112
Visitas Totales: 31658
Desde: 24/09/2015

II.2.1.03. No hay posada.

Dice San Lucas:

“Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo… Iban todos a empadronarse, cada uno a su ciudad.

Subió también José desde Galilea, de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta.  Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada“.

El Mesías esperado por los judíos nacería entre los descendientes del rey David. Cuando la invasión asiria, Galilea y Samaria quedaron casi despobladas. Al volver de Babilonia, muchas familias de Judea emigraron a Galilea, y mantuvieron allí las tradiciones judías. La familia de José pudo ser una de ellas.

Importa más la lección catequética que los datos históricos. San Lucas presenta a Jesús ya desde su nacimiento identificado con los más pobres. Nace en una familia pobre, desplazada. Ni siquiera encuentra sitio en la posada para dar a luz. Las posadas de entonces eran una especie de corral o patio, cercado por una tapia de tierra, con alguna techumbre de palos y barro para resguardarse del relente de la noche. El Mesías esperado por el pueblo judío ni siquiera encuentra sitio en este “hotel”. El evangelio de San Juan dirá: “Vino a los suyos y los suyos no lo recibieron”.

En una cueva o cuadra abandonada nació Jesús. Lo del buey y la mula es una tradición muy posterior. La lección está clara: Jesús, Hombre, sí. Hijo de Dios, también. Pero de “grandezas humanas”, menos que nada. Nadie podrá decir que Dios se hizo Hombre pero no se comprometió con todos los seres humanos ¡sin excepción!

Ser cicateros en las ayudas, en las limosnas… hacerse el loco cuando hay que echar una mano, no salir a la calle cuando hay que gritar contra una inmoralidad manifiesta, etc. no es forma de “practicar” el cristianismo…

Padre Dios: a veces pensamos que tienes que estar un poco loco para querernos… Pero ahí está “tu historia”… Te pedimos perdón por nuestros egoísmos, y por los egoísmos y malas acciones de los demás. Señor Jesús: ¡No te importó ser recibido así entre nosotros! ¡Gracias! En cuanto de mí dependa, pasaré a las obras. Será mi forma de agradecerte tu estancia entre nosotros. Amén.

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.