Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 112
Visitas Totales: 31658
Desde: 24/09/2015

II.1.1.20. María, seguidora fiel de Jesús. Magnificat.

Los evangelistas presentan a la Virgen con rasgos que pueden reavivar nuestra devoción a María, la Madre de Jesús. Su visión nos ayuda a amarla, imitarla, rezarla y confiar en ella con espíritu nuevo y más “evangélico” cada vez.

María es la gran creyente. La primera seguidora de Jesús... San Lucas pone en boca de María un canto de acción de gracias… Con este canto, nos invita a dejarnos guiar hacia Jesús. Fue la contestación de María al saludo de su prima Isabel.

María comienza proclamando la grandeza de Dios: «Mi espíritu se alegra en Dios, mi salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava». María es feliz porque Dios ha puesto su mirada en su pequeñez… La fe de María en el Dios de los pequeños nos hace sintonizar con Jesús. Nos invita a “vencer” nuestra soberbia intelectual y admitir con sencillez lo que no podemos entender.

María proclama al Dios “Poderoso” porque “su misericordia llega a sus fieles de generación en generación”. Dios pone su poder al servicio de la compasión. Su misericordia acompaña a todas las generaciones. Lo mismo predica Jesús: Dios es misericordioso con todos. Por eso dice a sus discípulos de todos los tiempos: “Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso”. Desde su corazón de madre, María capta como nadie la ternura de Dios Padre y nos introduce en el núcleo del mensaje de Jesús: Dios es amor compasivo para todos.

María proclama también al Dios de los pobres porque “derriba del trono a los poderosos”, deslegitima el ejercicio despótico del poder, para convertirlo, si es realmente cristiano, en “servcicio”; por el contrario, “enaltece a los humildes” para que recobren su dignidad; para los seguidores del evangelio, la dignidad procede de ser personas, no de los títulos o las riquezas. A los ricos les reclama lo robado a los pobres y “los despide vacíos” (¿Cuántos ricachos se mueren vacíos de “ser humano” porque pusieron su corazón en sus tesoros?)… María nos lleva a acoger la Buena Noticia de Jesús: Dios es Padre de todos… Dios muestra su cariño paternal a través de los seguidores de Jesús mientras vivimos en la tierra; después llegará la acogida definitiva, infinitamente feliz, del Padre.

María nos enseña como nadie a seguir a Jesús trabajando por un mundo más fraterno y confiando en el Padre de los pequeños.

Uh, uh, uh, uh, uh, uh, uh…

Proclama mi alma la grandeza de Dios,
se alegra mi espíritu en Dios mi salvador,
porque ha mirado la humildad de su sierva.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones.

PORQUE EL PODEROSO HA OBRADO,
Y HACE MARAVILLAS EN NOSOTROS,
GRANDE ES SU AMOR PARA TODOS,
GRANDE ES SU AMOR Y POR SIEMPRE,
GRANDE ES SU AMOR…

Uh, uh, uh, uh, uh, uh, uh…

Hace proezas con su brazo,
corrige a los soberbios y con todo el corazón
ensalza a los humildes, llena de bienes a los pobres.
Su promesa por siempre durará como dijo a nuestros padres.