Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 20
Visitas Totales: 31766
Desde: 24/09/2015

II.1.1.02. Anunciación a María. Narración evangélica. El Espíritu actúa en nosotros.

El Evangelio de San Lucas nos cuenta cómo la Madre de Jesús, antes de quedar embarazada, tuvo una comunicación con Dios especialísima.

“… fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo.

El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»

María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.». Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra». Y el ángel se fue.

Siempre que en la Biblia se habla de apariciones de ángeles se refiere a comunicaciones especialísimas de Dios. Por más que la joven María fuese una israelita piadosa, no podía entender al ángel. Para colmo, siente que Yahvé, su Dios, le está pidiendo confianza total en Él. Su respuesta lo confirma: no lo entiende, pero se declara sierva del Señor: “Hágase lo que me dices”.

¿No sientes nunca que “alguien” te llama a “hacer algo más”, a “cambiar la conducta de forma radical”, “a participar en el movimiento tal… que implica compromiso con gente necesitada”, etc.? ¿Nunca sientes una llamada de tu ángel a encarar tu vida desde Jesús de Nazaret? Quizá te plantees: “En mi casa, cuestiones de religión, nada de nada; al contrario”. O bien: “Si fuese cierto lo que escucho en casa ¿por qué hay tantas personas “engañadas”? ¿no será ignorancia, miedo a…?” Esas preguntas que te haces son inspiraciones, comunicaciones…

(Letra del Ave María de Schubert, en latín: Ave Maria Gratia plena Maria, gratia plena Maria, gratia plena Ave, ave dominus Dominus tecum Benedicta tu in mulieribus Et benedictus Et benedictus fructus ventris Ventris tuae, Jesus Ave Maria)