Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 112
Visitas Totales: 31658
Desde: 24/09/2015

II.0.1.01. El evangelio de San Lucas. Introducción.

Es el tercero de los tres evangelios “sinópticos” (1) . Posterior al evangelio de San Marcos, del cual toma bastantes pasajes aunque les da aspecto propio. Está escrito en un griego culto, igual que “Los Hechos de los Apóstoles”. Las dos obras son consideradas por el autor como dos partes de una sola: la primera parte sería la “buena noticia” durante la vida de Jesús. La segunda, “la buena noticia” en el tiempo siguiente a Jesús, en el tiempo de la Iglesia. Parecen narrar dos “peregrinaciones”:

  • Evangelio: La peregrinación de Jesús desde Galilea a Jerusalén, ciudad en la que se consuma su “buena noticia”.
  • Hechos de los Apóstoles: peregrinación de la Iglesia, desde Jerusalén a Roma, “capital del mundo civil”, ciudad en la que consuma la transmisión por la Iglesia del mensaje de Jesús… y en donde muere crucificado San Pedro. Unos años después, también San Pablo.

Para San Lucas es muy importante el carácter histórico del mensaje de Jesús, aunque su propósito fundamental es transmitir la fe en Jesús Salvador como los demás escritos del Nuevo Testamento:

  • Contra los gnósticos, presenta un Jesús profundamente humano, que vive con alegría y practicando y predicando la misericordia con todos, especialmente los marginados por la sociedad.
  • El Padre Dios perdonará siempre (parábola del hijo pródigo) y socorrerá siempre sin exigir nada a cambio (parábola del Buen Samaritano).
  • Jesús es presentado con perfecto sentido de su vida, que entrega voluntariamente al Padre Dios, aunque con gran sufrimiento (Getsemaní: “sudó sangre”).
  • Necesidad de la oración, practicada por Jesús con gran frecuencia y por la primera Iglesia (Pentecostés).
  • Es el evangelista que más habla de María, la Madre de Jesús: anunciación, visita a su prima Santa Isabel, etc. En su evangelio aparece el salmo incomparable de María, el “Magníficat”, “Engrandece mi alma al Señor”, comienzo de una oración de acción de gracias por Jesús, su hijo y Señor, al mismo tiempo que una especie de síntesis del evangelio del “Señor”, “Kiryos”, en griego. Indudable confesión de la verdadera humanidad y divinidad de Jesús.Muchos cristianos murieron martirizados por no querer llamar Kiryos al Emperador, pues era reconocerlo como dios.

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.
Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

(1) “sin-óptico” significa algo así como “junto, a la vista”.