Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

I.3.3.2. El sepulcro vacío ¿una prueba definitiva?

La muerte de Jesús, año 30, fue un hecho comprobado por muchas personas. Lo de “un desvaneciento” que se ha inventado últimamente no pasa de ser una gansada de gente “necesitada de matar a Jesús” como sea… tan imposible como “demostrar científicamente” que la resurrección de Jesús fue un invento de sus discípulos.

Decirse discípulo de un crucificado era muy peligroso. Seguramente volvieron a su tierra.

Pero una experiencia nueva y fortísima les hizo volver a Jerusalén, sin miedo“Han visto vivo” a Jesús algunas mujeres. También Pedro y Juan y otros discípulos: Ha estado con ellos, les ha hablado… No puede ser una ilusión neurótica.

El primer testimonio “escrito” de la resurrección que conservamos data del año 50. ¿Por qué no se olvidó todo en esos 20 años? ¿O fue durante esos años cuando “se inventó todo”? Esta suposición es ridícula; pero ha sido publicada. Nada convencerá a nadie que no quiera convencerse.

Desde el primer momento tras la muerte de Jesús circulan entre sus discípulos narraciones de apariciones de Jesús “resucitado, exaltado, por Dios que no le dejó en la oscuridad de la muerte, que lo resucitó para no morir más, que se apareció vivo a muchas personas, en muchos momentos…”. Siempre relatos para transmitir y confirmar la fe de los seguidores “vitales” de Jesús

No niegan ni “rellenan” la vida de Jesús como hicieron los evangelios apócrifos…

      • Lo que recuerdan de Jesús les vale para transmitir y confirmar su fe en que Jesús es el Mesías, Hijo de Dios, etc.
      • La confirmación histórica de un dato, de un hecho (ejemplo: el sepulcro vacío) no crea fe en nadie; a lo sumo “confirman” el conocimiento de la historia de Jesús…
      • Pero “con eso”,  nadie se decide a irse a cuidar leprosos, o a perdonar al marido o a la mujer que le ha puesto los cuernos, o a adoptar a unos niños que se han quedado sin padres, o a sonreír a esa “amiga” que ha dicho de mí “lo que en todo caso es ella”, etc.

La historia de Jesús quedó abierta. Debemos continuarla los cristianos siendo “narradores” de la vida de Jesús con nuestras propias vidas…

       ¿Lo cogéis?…

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.