Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 87
Visitas Totales: 34102
Desde: 24/09/2015

I.2.3.9. Un judío ateo que leyó los evangelios.

 

Muchos “católicos de toda la vida” pierden la fe… Otras muchas personas, por el contrario, se hacen cristianas. ¿Quedan cristianos hoy? Un ejemplo nada más y en síntesis. 

Una incesante búsqueda de la verdad plena.

richard maffeoRichard Maffeo: de judío a cristiano evangélico, y treinta y dos años después, católico.

Fue la Biblia quien le condujo en su viaje, y también el testimonio de las enseñanzas de los primeros cristianos. P. J. Ginés/ReL

Richard Maffeo nació en un hogar judío en Estados Unidos. Cuando tenía 22 años, en la Nochebuena de 1972, rezó una breve oración: “Dios, creo que Jesús es el Mesías”. “Yo no entendía mucho lo que significaba comprometerse con el Mesías, pero entendía que necesitaba su perdón, su ayuda para cambiar mi vida“.

“Después de leer y releer la Escritura del Antiguo Testamento, entendí la verdad de forma repentina. No sólo Dios me amaba, sino que había planeado desde el inicio de la Creación enviar a su Hijo para sobrellevar el castigo que mis pecados, que todos nuestros pecados, merecen. Al confiar en su muerte sacrificial, por mi, yo podía ser salvado”, fue la conclusión del joven Maffeo.

Durante más de treinta años acudió a iglesias evangélicas y estudió las Escrituras con pasión.

“Fue en iglesias evangélicas donde aprendí la necesidad de arrepentimiento diario… Experimenté plenitud espiritual en adoración. Esperaba al domingo para perderme en adoración a Cristo”, explica.

“Tengo una deuda enorme con el protestantismo evangélico, pero no comprendí la profundidad y amplitud más plena de la Presencia viva de Cristo en la tierra hasta que la descubrí en la Iglesia Católica”, añade.

San Justino, converso de familia pagana y culta, que nació en Palestina hacia el año 100 d.C., es muy claro en sus textos“El pan que recibimos no es pan común. Y la bebida no es bebida común. Nos han enseñado que así como el Verbo de Dios se encarnó por nuestra salvación, esta comida, sobre la cual proclamamos la acción de gracias con la palabra del Señor se ha transformado en la carne y sangre de ese mismo Jesús“.

“Durante 33 años me resistí a la interpretación católica de Mateo 16,18: “Tú eres Pedro y sobre esta roca edificaré mi iglesia.”

“Como protestante me hacía retroceder lo que me parecía una adoración idolátrica de la madre de Cristo”…hasta que vio que María es venerada, no adorada.

Maffeo… descubrió que para Justino (155dC), Ireneo (190dC) y Tertuliano (210dC) María era una “segunda Eva”... La veían como la Reina de los cielos… Incluso Martín Lutero, mantenía posturas católicas tradicionales sobre María”.

“En la Vigilia Pascual de 2005, fui recibido en la Iglesia Católica”. Hoy Maffeo y su esposa Nancy acuden a la parroquia de San Carlos Borromeo de Tacoma, Washington.

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.