Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

I.2.3.6. “Hechos de los Apóstoles”: primeros pasos de la Iglesia naciente.

Como los evangelios, este libro es ante todo mensaje de fe: tras la Ascensión, sus discípulos han de cumplir el mandato de “ir por todo el mundo predicando el evangelio y bautizando en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. 

Comienza dando una breve información de los cuarenta días (número simbólico) que sucedieron a la Resurrección de Jesús. Sigue la narración de hechos llenos de significado para la Iglesia naciente… ¡y para la actual!: Elección de San Matías para sustituir a Judas; Pentecostés y el don de lenguas; discurso de San Pedro y conversión de muchísimas personas; curación de un hombre paralítico a las puertas del Templo; etc.

Pronto empezaron los problemas: “Se les presentaron los sacerdotes… indignados… Les encarcelaron”. Pedro se defendió atacando: “Sabed todos vosotros y todo el pueblo de Israel que ha sido (la curación milagrosa del paralítico)por el nombre de Jesucristo, el Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos…. Jesús es la piedra que vosotros, los constructores, habéis despreciado y que se ha convertido en piedra angular”. El problema estaba planteado: La verdad inspirada propagada por los Apóstoles frente a la situación tradicional… que ya había causado la muerte de Jesús…

El poder judío organizó la persecución. Encarcelan y azotan a los Apóstoles… que “salen gozosos de haber sufrido algo por su Señor Jesús”. El joven Esteban muere lapidado. El Maestro Gamaliel dio al Sanedrín un criterio de bondad-maldad del nuevo movimiento: “Si lo que hacen es obra de Dios, no lograréis nada. Si no lo es, el movimiento se agotará sólo”.

Enseguida “se contaminaron” comunidades judías de otras ciudades. El valor del testimonio era fundamental, tanto y más que el de la palabra. Les acompañaba la fuerza del Espíritu Santo: había convertido a los apóstoles de miedosos discípulos de Jesús en valientes predicadores de una verdad que llenaba su mente, su corazón… y que “contagiaban” con una efectividad increíble.

El “salto” del ambiente judío en exclusiva a la predicación y bautismo de gentiles tuvo dificultades notorias; pero fue fundamental. La salvación de Jesús era salvación “universal”, no sólo para judíos.

Pensemos en nosotros: ¿Nos adherimos al “movimiento Jesús” o somos espectadores? Si hemos recibido el bautismo ¿es“agua viva que salta en nosotros hasta” dar sentido a nuestras vidas? ¿Somos uno más de los que van por el río de la vida sin tener idea de a dónde van, dónde llegarán, cómo acaba la corriente…?

La fe y la personalidad se transmiten por contagio… ¿Contagias algo? ¿Qué? … ¿O eres “persona vacunada”?

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.