Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

I.2.2.3. De historia, fe… y Confianza. Un vídeo.

Resulta asombroso encontrarse con personas que afirman no creer, no ser cristianos, porque lo de Adán y Eva es un cuento. Lo de Galileo ¡vaya historia! Lo de la Inquisición, ¡qué vergüenza! … ¡Y ya no digamos nada de los curas y los obispos!”. Etc.

Muchas personas ¡tienen miedo a creer! “Tener fe es como asomarse a un abismo de luz y dejarse caer seguros de estar en el regazo del Padre”.

Un chiste muy malo: Un niño estaba subido a una valla; le entró miedo y gritó a su padre. Su padre se acercó y le dijo:“Niño, tírate de ahí pa bajo que tu papa te recoge!” El niño se tiró… Tuvo fe, confianza total, en su padre. (Claro que el chiste es chiste porque no acaba ahí… El padre abrió los brazos, el niño se dio una culada soberana y el padre le aleccionó: “¡Niño! Pa que aprendas a no fiarte ni de tu padre!”. )

¿Qué tiene que ver esto con la fe…? Conocí a una joven universitaria que se había comprometido de por vida con un instituto religioso. Se enamoró de un joven. Dudaba. Por un lado, la fe en su Dios al que quería servir de por vida sirviendo a los demás. Por otro, la seguridad y el encanto de una persona a quien quería y de la que se sentía querida. Escribió en su diario: “Me encuentro como cayendo por una sima; golpeada, herida, aturdida… No sé qué hacer. Ni siquiera sé si al fondo de la sima me encontraré el manso regato de agua subteránea que pare el golpe, el regazo del Padre… o la dura y fría roca de la nada contra la que me estrellaré.” (1) La vi años más tarde. Seguía siendo una persona feliz, eficaz en su trabajo… ¿Fue fácil su decisión?

La fe es cuestión de confianza en la persona o personas que te cuentan algo. Ejemplo de fe en la Ciencia: para la inmensa mayoría de las personas la fe en los “agujeros negros” es totalmente “ciega”. ¿Es absurda por eso la confianza en la Ciencia? No. ¿Dónde está la diferencia?

  • Se diferencian los “objetos de fe”, no la actitud básica de la persona. Por la “fe religiosa” creemos en un destino del ser humano. Por la “fe científica” creemos “fenómenos naturales” que nos afectan, pero no nos comprometen “vitalmente”.
  • Los cristianos creemos por la “credibilidad” de Jesús, y la fuerza de su Espíritu. Porque son muchísimas las personas a lo largo de la historia y ahora mismo que dan testimonio, afirman, su fe-confianza en Jesús con sus vidas.

¿Qué es más difícil: creer o decidirse a creer en Jesús? ¿Hay alguna diferencia? ¿Puede existir una verdadera fe cristiana sin compromiso alguno con la bondad y la com-pasión?

(1) Visitando los Lagos de Covadonga enseñan un mapa en el que están señaladas todas las simas catalogadas, muchas de ellas aun sin explorar. La guía nos decía que se considera muy probable que los casos de personas desaparecidas por aquellas montañas se deba a que cayeron en alguna de ellas… ¡Estremece de terror sólo pensar en la tragedia de estas personas! Posiblemente llegan vivas, aunque malheridas, al fondo de la sima. Al caer, la persona bota y rebota contra la paredes; la velocidad de caída se amortigua; los golpes aturden, hieren; el dolor se hace insoportable; pierde el conocimiento… pero despierta; quizá ve arriba un poquito de luz; grita pidiendo auxilio… Todo es inútil. Morirá por los golpes o por el hambre. Nadie llegará a tiempo para socorrerla.