Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 87
Visitas Totales: 34102
Desde: 24/09/2015

I.2.2.1. Historia y fe. Un vídeo.

Cierto personaje de los años 80 apareció varias veces en TV, siempre muy cabreado, empeñadísimo en demostrar que los evangelios contaban historias inexistentes o contradictorias… ¡Pues tenía razón! La pena es que desconocía algo fundamental que podría liberarlo de sus cabreos.

Los evangelios son relatos de fe, no crónicas históricas. Se basan en hechos reales, pero no son “crónicas” de los hechos. “Nacieron” en algunas de las primeras comunidades cristianas. En ellas, vivían y transmitían oralmente su fe en Jesús, Mesías, Salvador. Pero nunca intentaron escribir una biografía de Jesús de Nazaret. Ante todo transmitían una experiencia inolvidable, única, fortísima: que habían comprendido de una manera absolutamente nueva muchas anécdotas y enseñanzas a partir de una experiencia inimaginable, haberle “visto” vivo después de muerto.

Aquellas primeras comunidades cristianas empleaban el lenguaje bíblico. Es lo normal; no lo raro. ¿Contrastar datos históricos con las “profecías”?… ¡ni flores! No les importaba eso. Para nosotros, “profecía” es adivinar hechos del futuro. Para ellos era ante todo “revelación”, comunicación de Dios.

Un ejemplo: Los cristianos hebreos de la comunidad de San Mateo cuentan el nacimiento de Jesús con rasgos del de Moisés… porque Moisés fue siempre la “figura” del Mesías esperado (1). Sabían lo que querían decir. En culturas distintas, esa narración empezó a tomarse en sentido histórico. Así ha llegado a nuestra cultura popular… Algunos cristianos dicen que ya no creen nada porque en tal narración Jesús fue mitificado. ¡Triste tontería! En tal narración Jesús fue confesado y proclamado Mesías, Libertador, como Moisés lo fue para su pueblo, aunque con alcance para toda la Humanidad… que antes ni habían sospechado.

Cuando una persona deja de creer “porque no nos contaron la verdad” ¿en qué deja de creer: en el misterio de fe o en una manera de transmitirlo? ¿No sería mucho mejor imitar la actitud de María, que “no entendía el misterio, pero se declaraba sierva para servir a Dios”? Para nuestra fe en Jesús Dios-y-Hombre, la actitud de María es ejemplo vivo de fe y confianza en Dios.

Artistas de cine se han planteado transmitir su fe a través de dicho medio.

 

(1) Moisés, salvado de morir ahogado debido a una orden faraónica cruel e injusta, criado como príncipe, huido al desierto, regresado a su pueblo y libertador del mismo.