Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

I.2.2.00. Los evangelios

Los evangelios, y el resto de escritos del Nuevo Testamento, recogen el mensaje de Jesús: ir constituyendo el Reino de Dios entre los seres humanos.

La comunicación era oral en principio. Muy pocas personas sabían leer. Pero pronto aparecieron escritos cortos que se pasaban de unas comunidades cristianas a otras.

  • Las cartas, epístolas: la primera es de San Pablo a los cristianos de Tesalónica. Año 50, tan sólo 20 años después de la muerte de Jesús.
  • Los evangelios sinópticos (“sinópticos” porque parecen estar coordinados): San Marcos, Roma, años 60, en una comunidad de cristianos de origen pagano; San Mateo, hacia el año 80, Antioquía, comunidad judeocristiana. San Lucas, escrito en griego en una comunidad cristiana de cultura griega, finales de los 80.
  • La Fuente Q: San Mateo y San Lucas se basan en el evangelio de San Marcos; pero tienen otra fuente común a los tres y anterior a ellos: la llamada “Fuente Q”. Quizá colecciones de palabras o hechos de Jesús.
  • El evangelio de San Juan fue escrito a finales del siglo I, en ambiente de cultura griega. Se nota en él la lucha contra los gnósticos, “movimiento” empeñado en “casar” el mensaje de Jesús con la mitología griega.

Los evangelios apócrifos, del siglo II, se basan también en la vida y mensaje de Jesús, pero ya muy contaminados por el gnosticismo; alguno pretendía que Jesús no fue un verdadero ser humano. En los papiros de las cuevas de Nag Hammadi (Palestina) en 1945, aparecieron varios apócrifos completos. Se conocía su existencia por citas en otros escritos cristianos.

Los primeros escritores cristianos, que alcanzaron a conocer a los Apóstoles, son llamados Padres Apostólicos: San Clemente, Ignacio de Antioquía, Policarpo de Esmirna, etc. La “Carta a Diogneto”, anónima, es una breve e intensa defensa de los cristianos, dirigida al Emperador, ya en plena faena de matarlos.

Jesús habla constantemente de Dios Padre, su Padre, su Abba… ¿es experiencia de Dios o sólo palabras? ¿Es posible vivir hoy el Espíritu de Jesús en medio de “este mundo”?

De entre todos estos escritos emerge poderosa la figura impensable sin revelación de un Jesús de Nazaret, Hijo de Dios,“rostro visible de Dios invisible”.

El vídeo siguiente muestra cómo un hombre entiende al Jesús de los evangelios cuando “un cristiano, Gaudí, se lo muestra” tallado en piedra.