Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 20
Visitas Totales: 31766
Desde: 24/09/2015

VI.5.0.10. Carta de San Pablo a los romanos.

San Pablo viajaba, fundaba comunidades cristianas… era incansable. Pero iba pasando el tiempo y no lo tenía para acercarse a la comunidad de Roma. Casi todos los cristianos de esta iglesia eran de origen pagano, no judíos. Como veía que no podría ir de inmediato, les escribió una carta, su carta más larga y doctrinal.

Lógicamente, el tema que trata más en extenso es el significado de hacerse discípulos de Jesús.

Quizá sea la carta que hoy día escribiría a los cristianos de Italia, de España, de Francia, de… Entonces eran grupos pequeños de cristianos entre una mayoría de paganos. Ahora “todos estamos en naciones cristianas”… Aunque la inmensa mayoría de las gentes de estas naciones son ahora tan paganos como los de entonces. Una diferencia: que todos “hemos oído hablar de Jesús”… Nos suena; y hasta hacemos la Primera Comunión… y …

La conversión profunda,

  • la que llega a los últimos rincones de nuestras vidas, a nuestras acciones, sentimientos, ideas…
  • la que nos mete de lleno en la construcción del Reino de Dios,
  • la que nos hace vivir en fraternidad con quienes nos rodean,
  • la que nos empuja a practicar la caridad con todos como hizo Jesús,
  • la que nos “obliga” desde dentro a buscar la paz y la justicia para todos los pueblos del mundo…
  • la que… etc.

Esa “conversión”, “justificación”, “salvación”… es agua pasada en el río de la historia para muchísimos españoles, italianos, etc. Ahora, son más quizá los que están, casi en exclusiva, en lo del dinero, del placer, del poder, de la soberbia… ¿Y eso de los pobres? Como dicen algunos: “¡Los pobres… que…!”

De la carta, sólo damos aquí un detalle: Al final manda saludos nada menos que a 28 cristianos, hombres y mujeres, que nombra uno a uno. Ellos y otros cristianos habían constituído la importante iglesia de la capital del Imperio. Entonces eran “seglares” que vivían y comunicaban el evangelio o “buena noticia” de Jesús…

Una pregunta “tonta”: ¿A cuántos de nosotros nos enviaría saludos San Pablo si escribiese a nuestra parroquia?

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.