Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 20
Visitas Totales: 31766
Desde: 24/09/2015

VI.5.0.03. Segunda carta a los tesalonicenses.

Es cortita y muy interesante. Pasaba lo siguiente:

Los cristianos de Tesalónica estaban inquietos por “la vuelta del Señor”. Fue un tema recurrente, aparecía con frecuencia en esa y en otras de las primeras comunidades cristianas. Como Jesús ya nos había redimido aunque de forma muy diferente a la esperada por los judíos; como también circulaban dichos del Señor “acerca de la última hora”, etc. pues eran bastantes los cristianos que se fijaban demasiado en ese tema y dejaban de lado otro que el mismo Jesús también había señalado: que la construcción del Reino de Dios era labor de todos, que no era sencilla, que nadie sabía ni el día ni la hora de su vuelta, etc.

Algunos estaban convencidos de que el Señor volvería de inmediato y, entonces, “¡Para qué matarse! Resistir un poco y a esperar”. San Pablo escribe un parrafito precioso de valor “universal”, para todos: ¡hay que trabajar!

Además, cuando estábamos entre vosotros os mandamos esto: Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma. Porque nos hemos enterado que hay entre vosotros algunos que viven desordenadamente, sin trabajar nada, pero metiéndose en todo. A ésos les mandamos y les exhortamos en el Señor Jesucristo a que trabajen con sosiego para comer su propio pan.

Vosotros, hermanos, no os canséis de hacer el bien. Si alguno no obedece a lo que os decimos en esta carta, a ése señaladle y no tratéis con él, para que se avergüence. Pero no lo miréis como a enemigo, sino amonestadle como a hermano.

Que Él, el Señor de la paz, os conceda la paz siempre y en todos los órdenes. El Señor sea con todos vosotros. El saludo va de mi mano, Pablo. Esta es la firma en todas mis cartas; así escribo. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros.

Tener un trabajo es a veces muy difícil. Mucho o poco, siempre hay paro laboral. Incluso personas con menores a su cargo, no encuentran trabajo; jóvenes que estudian, se preparan, aprenden… pero tienen que vivir a cuenta de sus padres o no se atreven a fundar una familia propia…

Una buena sugerencia para cristianos, cristianos: crear puestos de trabajo, en la medida que sea posible.

¿Cuál es el trabajo de los estudiantes? ¿Es lo mismo “ser estudiante” que “estudiar”? “Quien no trabaje que no coma…”¿Cuántos estudiantes se morirían de hambre si se llevase este dicho al extremo? (Un chiste casi tan breve como malo: Le preguntan a uno: ¿Profesión? “Estudiante”. ¿Y qué estudia? “No ejerzo”.)

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.