Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 45
Visitas Totales: 32208
Desde: 24/09/2015

VI.4.4.1. Gracias a Dios Padre Creador.

Ser cristianos hoy, igual que siempre, es creer en Dios, alabarlo, bendecirlo. Nadie puede entender a Jesús, y menos seguirlo, si no es capaz de admitir ni siquiera la existencia de Dios.

Postura atea: El Universo existe, pero no sabemos cómo. Eso de un Dios cacharrero (“Tomando barro de la tierra, formó una figura de hombre… sopló y le dio su espíritu” dice la Biblia) es leyenda. No sabemos y no creemos en explicaciones fuera de la misma naturaleza.

Postura agnóstica: A otras muchas personas les es casi imposible creer, pero… van por el camino de la necesidad de una justicia definitiva “y realmente justa” que arregle los desaguisados que nos traemos entre manos los hombres: asesinos y víctimas, explotadores y explotados, etc. “Tiene que haber algo, quizá el Dios que decimos los cristianos… pero todo eso de Jesús, y los curas…”.

Espiritualidad oriental: La meditación trascendental, el yoga, etc. Buscan “gurús” que les enseñen a vivir en profundidad, en totalidad, en conciencia plena… Curiosamente, estos maestros no suelen “tocar” el tema de la existencia de Dios y nuestras relaciones con él. Suelen dar por supuesta su existencia. Es el autodominio humano lo que desean, enseñan.

Más modernamente ha surgido el movimiento espiritualista llamado “New Age”, “Nueva era” o “Era de Acuario”. Su lenguaje es hasta místico, muy parecido al cristiano. Citan a Jesús… pero no suele estar nada claro si creen en el “Dios y Padre de todos” de Jesús. Muchos no formalizan su pertenencia a iglesia alguna cristiana, católica, evangélica, etc.

¿Cuál es el problema de base de tantas increencias en Dios? Pues el de siempre: ¡Que la fe es arriesgada! Es asomarse a un abismo de luz y dejarse caer. Ven y hacen muchas cosas buenas, pero “se niegan” a creer en un “Dios personal”, capaz de regalar la preciosa tierra a los hombres y, encima, quererlos a todos tal como nos dijo Jesús. ¿Alternativa? Muchas, todas difusas… “Debe de haber algo; pero no sabemos…”

En vista de que “la idea de Dios creador”  vende poco, unos comerciales de Singapur, católicos, pensaron esta campaña publicitaria.