Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 45
Visitas Totales: 32208
Desde: 24/09/2015

VI.4.2.01. Criterio último de justicia/salvación.

 

San Mateo recoge en su evangelio una parábola de estilo apocalíptico… Es interesante. Pero es mucho más importante la lección que nos da.

Dijo Jesús: “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles, entonces se sentará en su trono de gloria. Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos…

Entonces dirá el Rey a los justos: “Venid, benditos de mi Padre… Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme.” Entonces los justos le responderán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?” Y el Rey les dirá: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis.”

Dirá también a los otros: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis.” Entonces dirán también éstos: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?” Y él entonces les responderá: “En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también dejasteis de hacerlo conmigo.”

San Mateo recoge sin duda una enseñanza de Jesús. La escena representa un juicio a la Humanidad. También responde a una esperanza íntima que anida en nosotros: “Esperamos” un acto de justicia (divina para los creyentes, histórica para los no creyentes) que “ponga un poco de orden definitivo” en este mundo bueno y malvado a un tiempo. Por eso están reunidos todos los hombres de todos los tiempos. Entre todos ellos hay buenos y malos…

Cada persona tiene “su” vida. La enseñanza de Jesús es muy clara: que el criterio definitivo para juzgar “la vida” de los Hombres es la misericordia, más que la cultura, la ciencia, etc., incluso ¡la religión profesada, o el agnosticismo, o el ateísmo… de cada uno! Importa su historia de bondad y/o maldad… “realizada”, no solo pensada. Jesús no filosofa: “Yo tuve hambre…” etc. La identificación de Jesús con los que sufren es total.

Los “criterios de evaluación” son evidentes. “La junta de evaluación” lo tendría muy fácil… Si la evalución fuese ahora mismo ¿Pasarías con nota o tendrías que recuperar?

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.