Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 45
Visitas Totales: 32208
Desde: 24/09/2015

VI.3.6.28. Tiempo de Cuaresma.

La Pascua cristiana es la celebración de la Resurrección de Jesús… y el significado que para nosotros tiene dicha Resurrección: Vida nueva, espiritual (no biológica), comenzada en el bautismo… Vida definitiva, siguiendo a Jesús que pasó de la muerte en cruz a la Resurrección. Por eso hablamos de “Pascua”, o “paso”, figurado en la historia del pueblo hebreo por el “paso” milagroso del Mar Rojo.

Fiestas de primavera existieron siempre, al comienzo de un nuevo ciclo vital. Para los cristianos, el nuevo ciclo vital es, ante todo, la “nueva vida” en Dios, la VIDA que Dios nos entregó en Jesús. Que nos importa un rábano lo que celebramos, etc. etc. es una tristísima realidad para muchos cristianos. No sabemos; no apreciamos. Esto es un principio viejísimo: sólo podemos amar, querer, apreciar… lo que “conocemos”, comprendemos, valoramos…

La Pascua es la “culminación” de la celebración de la vida cristiana. “Culminar” es alcanzar una cumbre. Los cristianos alcanzamos cada año la cumbre de nuestras celebraciones en la fiesta de la Pascua de Resurrección. El último tramo de esa ascención es la cuaresma: sacrificios, limosnas, “ejercicios espirutuales”, confesión, comunión, etc.

Lo malo de la flojera actual de muchísimos cristianos actuales es que apenas sabemos nada de Jesús… ¡Y lo que se ignora, no se quiere, no se aprecia! Escribía el filósofo Javier Gomá en el ABC:

… Métodos (históricos) nuevos de estudio… están recuperando la figura humana de Jesús, el profeta de Galilea. Los redactores de los evangelios… bañaron los datos históricos sobre Jesús de teología y misión… Con los nuevos métodos de investigación… se devuelve veracidad a lo que nunca dejó de ser verdad. Emerge con fuerza extraordinaria la figura de una individualidad rigurosamente única, sin comparación con otras personalidades , religiosas o no, de la Historia universal… Detractores del cristianismo y de los cristianos se detienen sin excepción ante el galileo: imposible criticarlo sin despretigiarse.

Poco o nada se necesita para acercarse a Jesús y seguirle en el servicio, la ayuda, la oración, etc. Pero hoy día, somos muchos los que necesitamos acercarnos a Jesús “también” desde la lectura, las charlas, el estudio, etc. para apreciar más aun a ese mismo Jesús que “emerge de la Historia con fuerza extraordinaria como una individualidad rigurosamente única”, “el rostro visible del Padre Dios invisible” que nos mostró hasta la saciedad que nos quiere aunque nos deje la libertad incluso para odiarle a Él y odiarnos entre nosotros hasta el abismo de la náusea existencial, el nihilismo, el no saber ni para qué vivir… o vivir estúpidamente sólo para las cosas que un día tendremos que dejar.