Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

VI.3.6.16. bis. Una Navidad más cristiana… con Cristo Alfa y Omega. ABC. 24-12-2010.


Propuestas para vivir una Navidad más cristianaVivir la Navidad de una forma verdaderamente cristiana es posible. Ideas sencillas, al alcance de cualquier persona que quiera huir del consumismo vacío. Ingrediente común: hacer presente a Cristo. Porque con Cristo, y sólo con Cristo, hay Navidad.

Un plato más para el párroco: … Hay una persona que está a su servicio los 365 días del año, a todas horas, que no sabe con quién cenará: su párroco. Las celebraciones litúrgicas de las que disfrutamos los fieles estos días, impiden a muchos sacerdotes viajar para estar con los suyos.

Es el caso de don José María Vecillas, párroco de 7 pueblos de la comarca del Bierzo, en León, que el día de Navidad no puede ir a comer con sus padres: la Eucaristía que celebra en varios pueblos, y el saludo a los vecinos, se lo impiden. Sin embargo, este año, don José María no va a comer solo: «Los vecinos saben que el día de Navidad no me da tiempo a comer con mis padres, así que siempre hay alguno que me invita a comer. Donde termine la última misa, hay alguien que me abre las puertas de casa y me trata como a uno más de la familia». Y eso se agradece: «Gestos así hacen que no te sientas solo; te das cuenta de que la gente se acuerda de ti, de que te valoran como sacerdote y como persona». Además, reconoce que «es una ocasión para estar con personas que no suelen ir a la iglesia. Y me sientan a la mesa»…(¿Sabe ya usted dónde va a cenar su párroco en nochebuena?

¿Qué hace usted la tarde del 24 de diciembre? El 24 de diciembre por la noche, el comedor social que la Orden de San Juan de Dios gestiona en Granada, ofrecerá más de 200 cenas especiales para que acudan todos los que no tengan la posibilidad de cenar esa noche. En España, desgraciadamente, el gran festín de Navidad será, para muchos, un día más en el que, a duras penas, podrán tener un plato en la mesa. Son indigentes, ancianos, personas en paro, familias enteras… a los que los Hermanos ofrecerán lo más importante: la fraternidad, esperar juntos el nacimiento del Salvador.
Para agilizar la cena, en torno a 15 voluntarios acuden al comedor a echar una mano.

Una de las voluntarias, Pilar Rubio, lleva diez años ayudando en el comedor de San Juan de Dios, en Granada. Ella llega cada 24 de diciembre tarde a su casa, porque «estar aquí es más importante. Me voy tranquila a casa sabiendo que estas personas han cenado y, esa noche, se han sentido acompañados y no han estado solos, ya que la Nochebuena es especial para todos los que tenemos fe. No tendría sentido vivir la fiesta mal vivida. Y la caridad al prójimo es fundamental», explica.