Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 20
Visitas Totales: 31766
Desde: 24/09/2015

VI.3.6.15. Una Navidad más cristiana… con Cristo Alfa y Omega. ABC. 24-12-2010.

Con Cristo sí hay Navidad: Vivir la Navidad de una forma verdaderamente cristiana es posible. Los testimonios que aquí ofrecemos lo demuestran. Son ideas sencillas, al alcance de cualquier persona que quiera huir del consumismo vacío, o de la mera tradición familiar. Con un ingrediente común: hacer presente a Cristo en los días en que Él es el verdadero protagonista de la fiesta. Porque con Cristo, y sólo con Cristo, hay Navidad.

Lucernario, cena y Misa del Gallo: Cuando la Nochebuena toca en casa de Luis y de Jani, antes de traer la comida, toda la familia espera en torno a la mesa, junto a la que se ha colocado el Nacimiento, y entonces se apagan todas las luces de la casa. Los nietos -Lucía, Rebeca, Belén y Mateo, a los que, si Dios quiere, se sumará a partir del año que viene Manuela- se van al otro extremo de la casa, con Jani. Desde allí vienen con una vela encendida y la figura del Niño Jesús que le falta al Nacimiento. Mientras los niños traen la luz del Niño a través de la oscuridad de la casa, los mayores van cantando un villancico, o el Himno de Adviento. Sólo después de dejar al Niño en los brazos de la Virgen, una vez que acaba el canto, se encienden las luces; y entonces Luis lee en alto el pasaje del evangelio que narra el nacimiento de Cristo. Ya sólo queda sentarse a cenar y esperar a que se acerque la hora de ir a la Misa del Gallo: así, en mitad del frío y de la noche, una familia se acerca al Niño que se ha acercado a ellos para cambiar sus vidas.

Dios viene a los ancianos: La Casa Generalicia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, en Valencia, es un revuelo de actividad estos días. Los 220 ancianos y las 140 Hermanas viven entre belenes, villancicos, visitas de colegios y las preparaciones de las comidas de estos días. Como ellas confiesan, «vivimos estos días de manera especial». Vienen a visitarlos colegios, que cantan villancicos a los ancianos. Hay un gran belén que visitan muchas familias de la ciudad, y además, cada departamento de la casa tiene su propio nacimiento y sus adornos de Navidad, para que no quede duda de qué se celebra. La cena de Nochebuena se prepara desde días atrás, y en ella no falta el turrón ni los polvorones… Al final, las novicias cantan a los ancianos. Y se cuida mucho la vida espiritual: el capellán prepara las celebraciones con los ancianos… A la Misa del Gallo suelen ir bastantes ancianos, lo que supone para muchos un sacrificio… Para las Hermanitas, es una preocupación hacer llegar a los ancianos de la manera más clara posible el contenido de la Navidad: que Dios ha venido a nosotros, también a los ancianos.