Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 45
Visitas Totales: 32208
Desde: 24/09/2015

VI.3.5.02. Tener fe hoy día… Alumbramiento de Dios en nuestro mundo.

Leí una carta alegórica que escribía un bebé a su madre antes de abortarlo. Un “opinador” sobre dicha carta decía que “eso” eran sentimientos religiosos que nada tenían que ver con la Ciencia; según él, un feto antes de los 15 días y un paciente cerebralmente muerto son lo mismo. Decía también el “opinador” que la Ciencia avanza y las normas morales también han cambiado. Las opiniones de este señor me parecieron la expresión de otros muchos “opinadores”.

La carta del bebé describe el proceso de un aborto “visto desde él mismo”. Copio unas frases:

  • ¿Hola mamá, cómo estás? Yo muy bien, gracias a Dios. Hace apenas algunos días que me concebiste en tu barriguita… Me llena de orgullo ver el amor con que fuí concebido.
  • … mi cuerpecito va formándose. Pero hay algo que me preocupa… algo ronda en tu cabeza que no me deja dormir.
  • Mamá, no te acuestes, apenas son las dos de la tarde, no tengo sueño, quiero seguir jugando con mis manitas. ¡¡¡Ah!!!
  • Mamá, ya han pasado 17 años desde aquél día, y desde aquí observo cómo todavía te duele haber tomado aquella decisión. Por favor, ya no llores, acuérdate de que te amo y que aquí estaré esperándote… ¡¡¡Te amo mucho!!! Tu bebé.

Muchas personas religiosas tenemos la sensación de que parte de la sociedad actual está empeñada en abortar a Dios de su seno. Aparece el tema de si la religión pinta algo en la vida social o debe extinguirse “porque es cosa del pasado…”.

Hay políticos empeñados en abortar a Dios de la vida social. Es cuestión muy difícil de explicar razonablemente. La ideología no justifica imponer a nadie conductas, y menos ideas. Es cierto que las religiones se convierten en ideologías muchas veces. No es el caso en la cultura occidental actual. ¿Por qué querer borrar al Dios de Jesús hasta de la Historia de Europa?

Hay “pensadores” que no ocultan su convencimiento de que Dios es una idea ancestral que da pie a una ética o moral que nada tiene que ver con los niveles de cicivilización alcanzados hoy día… No puedo remediarlo. Cuando leo o escucho algo así, mis “ojos mentales” se me hacen grandes como platos… Basta “asomarse” un poquito a la historia reciente: ¿A dónde hemos sido capaces de llegar negando o huyendo de Dios?

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.