Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 45
Visitas Totales: 32208
Desde: 24/09/2015

VI.2.0.0. La cristiandad: historia y actualidad.

Este término “cristiandad” es bastante difuso, pero vale para entendernos.

Ya durante la segunda mitad del primer siglo, los cristianos se extendieron por todo el Imperio Romano y fuera de él. Creció el número de cristianos y, más aun, la intensidad de sus principios religiosos con influencia social. A principios del siglo IV prácticamente toda la población del Imperio era cristiana. El mismo Emperador Constantino se hizo cristiano en el año 314.

Cambio radical: el cristianismo pasó de ser perseguido a ser “religión oficial” del Imperio. Esta fusión “poder civil – poder religioso” es la causa directa de muchos conflictos antiguos y actuales.

Los pueblos que vivían “en las afueras” del Imperio, los bárbaros, fueron invadiendo tierras del Imperio y estableciéndose en ellas. Pero los pueblos invasores adquirían la cultura (idioma, leyes, tecnología) y la religión del Imperio.

Se dividieron en naciones independientes. Aunque las luchas entre ellos fueron continuas, puede decirse que constituyeron “la cristiandad”.

En el 622 nace el Islam. Los musulmanes invadieron todo el antiguo Imperio oriental, incluidos Jerusalén y Constantinopla. Los árabes impusieron su cultura y religión.

El 7 de octubre de 1571, ejércitos cristianos y musulmanes se enfrentan en la Batalla naval de Lepanto. La cristiandad logró detener el avance del Islam. Se preservó la cultura occidental, impregnada de cristianismo, que ya diferenciaba las esferas religiosa y civil, aunque con fuertes imprecisiones.

El Islam se impone por la fuerza. La fusión poder civil/poder religioso sigue siendo efectiva en muchas naciones islámicas.

Aunque la cultura occidental está impregnada de cristianismo, ya no se puede hablar de “cristiandad”.

La Revolución Francesa proclamó la “Diosa Razón”. Pero su lema de “Libertad, Igualdad, Fraternidad” llevaba ADN cristiano.

La revolución comunista rusa, 1917, quiere la igualdad de todos los seres humanos a “toda” costa. Es atea. La religión es eliminada, aunque algunos de sus principios (justicia, reparto de bienes, etc.) lleven también ADN cristiano.

El “laicismo” es el movimiento que propugna la separación total de poderes, el religioso y el civil. Son dos esferas de poder perfectamente diferenciables y, por tanto, separables. Pero hay conflictos… ¡y muchos! Dar ejemplos. (1)

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

(1) Una aclaración por si se quiere hablar de este tema: El mayor problema es que 
– Para el pensamiento occidental cristiano existen valores supremos (Verdad, Justicia, Libertad y otros)
– Para muchas personas e ideologías el único valor supremo es la mayoría de votos. (Esencia del Relativismo) 
El conflicto está servido… Sólo un ejemplo del pasado reciente: El exterminio de judíos fue decretado por un gobierno nazi que había ganado democráticamente las elecciones en Alemania… Supeditar la conciencia individual a la opinión de una mayoría se llama relativismo, aunque sea mayoría elegida democráticamente.