Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 20
Visitas Totales: 31766
Desde: 24/09/2015

VI.1.1.3. Continuidad social. De la Resurrección de Jesús a la actualidad. Primero.

 

Los primeros cristianos entendieron pronto que su expansión sería muy difícil; pusieron en boca de Jesús las palabras“Estaré con vosotros hasta la consumación de los siglos”.

Algunos datos: Jesús fue crucificado el 7 de abril del año 30. El primer escrito cristiano es una carta de San Pablo del año 50. Es decir, en 20 años habían pasado de ser un grupito social insignificante a estar extendidos por todo el Imperio. El primero de los Apóstoles martirizado fue Santiago el Mayor, “hermano” del Señor, obispo de Jerusalén. La leyenda dice que sus restos fueron traídos por cristianos al noroeste de España, adentrándose por la ría hasta la actual Padrón. Esto significaría que el cristianismo ya había llegado “al fin de la tierra” bastante antes del año 60.

Hacia el 50 son tantas las comunidades cristianas esparcidas por el Imperio que es necesario el concilio de Jerusalén: Se solapaban cristianismo y judaísmo como, por otra parte, era natural.

En el 63, Nerón culpa a los cristianos del incendio de Roma. Comienzan las persecuciones. San Pedro fue crucificado en el 64. Doce o catorce años después, San Pablo fue decapitado, también en Roma.

La Carta a Diogneto, una defensa noble y sincera de la vida cristiana, es del siglo II. La persecución de cristianos alcanzó el siglo IV.

A principios de este siglo, año 314, el Emperador Constantino se convierte al cristianismo y lo declara “religión oficial” del Imperio. Une los poderes civil y religioso. Esta unión ha causado gran debilidad a la Iglesia a lo largo de la Historia. Hacerse cristiano pasó de ser un mártir en potencia a despertar ambición de poder. Papas y Obispos llegaron a parecerse mucho más a reyes y nobles que humildes “siervos de los siervos de Dios”. Mantener el poder religioso se confundió con mantener el poder civil. Para la Iglesia de Jesús, catastrófico.

Nunca faltaron santos que practicaron la virtud y la caridad heroicamente, pero… Con el Renacimiento se aquilata el pensamiento de la autonomía (1) del Hombre respecto de Dios. Lentamente, van separándose los poderes civil y religioso.

Continuaremos a partir de la Revolución Francesa de 1789. Ahora, recemos:

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

(1) “Auto-nomos”, “normas propias”: capacidad de regirse por sí mismo, “autónomo”.