Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

IV.5.6.03. Mujer, ahí tienes a tu hijo. “Nadie como tú…”

Juan somos todos nosotros y María es el legado de Jesús, todo lo que le quedaba.

Viendo al pie de la cruz a su Madre y al discípulo que tanto quería, le dijo a su Madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Después, dirigiéndose a Juan, le dijo: “Hijo, ahí tienes a tu Madre”.

En la canción e imágenes que siguen podemos pensar y rezar en nuestro interior a nuestra buena Madre María. Quizá nos hemos “fabricado una imagen de María” tan sublime que olvidamos que fue un ser humano como nosotros, que nos entiende y sabe perfectamente de nuestras penas, alegrías, esperanzas, ilusiones, desencantos… Nadie como ella puede entender…

Ella sabe de sí misma, de los seres humanos, sabe de nosotros… Como cualquier madre, jamás olvidará… (Las imágenes son de la película La Pasión de Cristo.) La cantante se dirige a María, la Madre de Jesús. Dice así:

Nadie como tú, para hacerme reír.
Nadie como tú, sabe tanto de mí.
Nadie como tú es capaz de convertir
mis penas y tristezas, mis ganas de vivir.Tienes ese don de dar tranquilidad,
de saber escuchar a quien no duerme en paz.
Tienes la virtud de hacerme olvidar
el miedo que me da el ver la obscuridad.
Solamente tú, puedes entender,
y solamente tú te lo podrás creer.
En silencio y sin cruzar una palabra.
Solamente una mirada es suficiente para hablar.Ya son más de veinte años
de momentos congelados
en recuerdos que jamás olvidarás.Nadie como tú para pedir perdón.
Nadie como tú, valora esta canción,
nadie como tú … su protección;
ayuda a caminar, aparta del dolor.Tienes ese don de dar tranquilidad,
de saber escuchar ….
Tienes la virtud de hacerme olvidar
el miedo que me da mirar la oscuridad.
Solamente tú me puedes entender
y solamente tú te lo podrás creer.
En silencio y sin cruzar una palabra,
solamente una mirada
es suficiente para hablar.Ya son más de veinte años
de momentos congelados,
en recuerdos que jamás olvidarás.Pasarán, pasarán los años y siempre estarás buscando un plan,
buscando un plan para que se hagan realidad
los sueños que soñábamos antes de ayer al dormir.
Habrá algún tiempo
que nos quedará por vivir.
En silencio y sin cruzar una palabra,
solamente una mirada
es suficiente para hablar.Ya son más de veinte años,
de momentos congelados
y recuerdos que jamás se olvidarán.
Sin hablar, solo mirar,
sabremos llegar a entender
que jamás nada ni nadie en la vida nos separarán.