Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

IV.5.6.02. Pasión y seguimiento de Jesús.

 

Caminaban por Galilea y Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que soy yo?” Ellos respondieron varias cosas… San Pedro resumió por todos: “Tú eres el Mesías”.

Un acto de fe valiente. Pero ¿qué quería decir exactamente? Quizá su idea era la de los judíos de su tiempo. Para los cristianos, Jesús es “el” Mesías porque nos salva del pecado (siempre seremos perdonados por el Padre), de nuestras limitaciones y miserias morales… Sobre todo, Jesús es Salvador porque da sentido a nuestras vidas y seguridad de que no acabamos en la nada sino en Dios… Vida definitiva, “eterna”, feliz.

Jesús se nos muestra Mesías en toda su vida, pero desde siempre hemos intuido que el momento cumbre es el de su Pasión, Muerte y Resurrección. Seguir a Jesús es querer compartir “su” vida en “nuestra” vida: en lo que hacemos, en lo que pensamos, en lo que nos proponemos… No se trata de “repetir” la vida de Jesús; pero sí sus intenciones, sus sentimientos, etc.

También es querer “compartir el destino de Jesús”. No anduvo por las ramas… “Si alguien quiere seguirme, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga”¿Significa esto que la única manera de ser cristianos es el martirio o meterse cura o monja? ¡No!. Pero… Hay ocasiones en que los cristianos nos encontramos al pie de la cruz; “es nuestra hora”: Pakistán, febrero de 2011. El único ministro cristiano es asesinado por defender a una señora madre católica acusada de blasfemia por no convertirse al Islam… Marzo de 2011; Universidad Complutense de Madrid; un grupo de estudiantes entraron en la capilla Católica, se desnudaron, pintaron, blasfemaron, etc. El Rector no hizo nada. Declararse católico en la Universidad más importante de España puede traer consecuencias desagradables; ofender al sentido común, no… Días después, celebración eucarística en desagravio al Señor por el acto blasfemo. Unos mil estudiantes. Este millar de jóvenes dieron la cara por Jesús; esto es seguir a Jesús en pleno siglo XXI.

Dos ejemplos más: dos personas, en plena juventud, dejan todo para seguir más de cerca a Jesús.

¿Somos cristianos? ¿Seguimos a Jesús? ¿A qué distancia…?