Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 112
Visitas Totales: 31658
Desde: 24/09/2015

IV.4.1.06. Última cena. San Juan: “…entró en él Satanás…”

(1)

“Cuando dijo estas palabras, Jesús se turbó en su interior y declaró: «En verdad, en verdad os digo que uno de vosotros me entregará.» Los discípulos se miraban unos a otros, sin saber de quién hablaba. Uno de sus discípulos, el que Jesús tanto quería, estaba a la mesa al lado de Jesús. Simón Pedro le hace una seña y le dice: «Pregúntale de quién está hablando.» El, recostándose sobre el pecho de Jesús, le dice: «Señor, ¿quién es?» Le responde Jesús: «Es aquel a quien dé el bocado que voy a mojar.» Y, mojando el bocado, lo toma y se lo da a Judas, hijo de Simón Iscariote. Y entonces,tras el bocado, entró en él Satanás. Jesús le dice: «Lo que vas a hacer, hazlo pronto.» Pero ninguno de los comensales entendió por qué se lo decía. Como Judas tenía la bolsa, algunos pensaban que Jesús quería decirle: «Compra lo que nos hace falta para la fiesta», o que diera algo a los pobres. En cuanto tomó Judas el bocado, salió. Era de noche.”

La “última cena” de Jesús con sus apóstoles es el momento de la institución de la Eucaristía y del sacerdocio cristiano. Jesús se hace “alimento espiritual” con un valor que nunca hubiéramos podido imaginar siquiera: al comulgar, Jesús entra en nuestra alma y nos da su vida, su salvación, su fortaleza… Resulta muy difícil pensar que una persona pueda llevar una vida cristiana intensa sin comulgar de vez en cuando.

San Juan dice que Judas “tomó el bocado y entró en él Satanás”. Podríamos interpretar que así como la comunión eucarística realiza la “común-unión” entre Jesús y nuestras almas, el mismo gesto realizado con el alma envenenada por el mal, la traición al Maestro y amigo, equivale a una especie de “común-unión entre el alma y el mal”, representado por Satanás.

Se ven, se oyen, se escriben y se hacen demasiadas veces tales y tan graves ofensas a la Eucaristía que la expresión “acciones demoníacas” resulta bondadosa. ¿Por qué en las “liturgias ateas” contra los católicos siempre se mezclan el sexo y la Eucaristía? En la Jornada Mundial de la Juventud, JMJ – Madrid, agosto 2011 – participantes en una procesión atea tiraban condones a la cara de jóvenes católicos ¿qué significado querían darle a esta acción? Ofensa en estado puro. ¿Qué bulle en la mente de los autores de estas ofensas…?

Escuché decir a un teólogo que él no creía en el demonio… Viendo lo que se ve, el demonio puede irse de vacaciones…

(1) El cuadro representa un banquete romano. Es posible que la última cena de Jesús con sus apóstoles tuviese lugar en un escenario similar a éste. Así se entiende mejor lo de que Juan “apoyó la cabeza en el pecho de Jesús”, que pudiera indicarle quién era el traidor sin que los demás se enterasen, etc. De todas formas, esta curiosidad histórica no es relevante para el “misterio” que celebramos.