Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 113
Visitas Totales: 31659
Desde: 24/09/2015

IV.4.1.03. Última cena. Narración de San Mateo. La traición…

Lo que Jesús hizo en la última cena, desde la preparación hasta la despedida, está lleno de significado para la Iglesia naciente y para los cristianos de todos los tiempos.

“Al atardecer, se puso a la mesa con los Doce. Y mientras comían, dijo: «Yo os aseguro que uno de vosotros me entregará.» Muy entristecidos, se pusieron a decirle uno por uno: «¿Acaso soy yo, Señor?» El respondió: «El que ha mojado conmigo la mano en el plato, ése me entregará. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él, pero ¡ay de aquel por quien el Hijo del Hombre es entregado! ¡Más le valdría a ese hombre no haber nacido!» Entonces preguntó Judas, el que iba a entregarle: «¿Soy yo acaso, Rabbí?» Dícele: «Sí, tú lo has dicho.» (Sigue la institución de la Eucaristía.)

Con pequeñas variantes, lo cuentan los cuatro evangelios. Pensemos: Está en la mente de todos la entrada triunfal en Jerusalén, los incidentes en el Templo… ¡y las amenazas! Jesús y los suyos han estado medio escondidos durante las noches. Ahora celebran la Pascua judía pero no esperan a la tarde del sábado. Jesús está serio. Les ha anunciado que“suben a Jerusalén, donde el Hijo del Hombre será apresado, torturado…”. Uno de ellos ha propuesto “acompañarle y morir con él”. Sienten el peligro… Aunque Jesús ha hecho muchos milagros y “ellos lo han abandonado todo por seguirle”, ahora no quiere hacer nada por salvarse a sí mismo y a ellos; hasta dijo cosas fuertes a Pedro por intentar disuadirle…

En medio de esta tensión psicológica, espiritual, intensa… Jesús les anuncia que “uno de vosotros me entregará” a las autoridades. ¿Qué pudo pasar por la mente de Judas? ¿Tanto tiempo junto a Jesús y no logró entender nada de lo que proponía? ¿Fue quizá por fidelidad a “su pueblo Israel” y creyó por tanto ser fiel a su Dios? ¿Qué planes tenía y cómo y por qué le fallaron? ¿Qué pudo pasar por su mente para llegar a decidir ahorcarse?

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.