Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

IV.4.1.02. Última cena. Preludio y significado.

La primera Pascua judía se celebró la noche en que el pueblo salió de Egipto. Consistió en la cena de un Cordero macho, blanco, sin manchas, preparado a toda prisa; tomado de pie, bastón en la mano, sandalias y ceñidas las cinturas; pan ázimo (sin levadura) y hierbas silvestres.

Jesús indica la importancia del acto: “Con gran deseo he deseado cenar esta Pascua con vosotros”. Pero… mientras Jesús está vivenciando un momento trascendente en su vida y para la Humanidad, los discípulos se enzarzan en una disputa ridícula sobre “quién sería el primero entre ellos”. Jesús da una lección breve y “cristiana”: “Quien quiera ser el primero, hágase el servidor de todos”. Se levanta y lava personalmente los pies de sus discípulos, limpieza ritual que solía realizar un criado.

Vuelve a la mesa en el triclinium (1) y anuncia la traición de Judas. La tensión tuvo que ser enorme. A una indicación de Pedro, Juan acerca su cabeza a la de Jesús y le pregunta quién es el traidor. Jesús lo indica ofreciendo a Judas un bocado de pan mojado en la salsa. Cuando Judas le preguntó como los demás, Jesús le respondió en voz baja: “Tú eres”. Judas se confirma en su propósito y abandona la sala. Cuando Él sea crucificado y sus discípulos huyan de Jerusalén, recordarán que “nadie me quita la vida, sino que yo la doy libremente”.

“Tomando el pan, dio gracias, lo partió y se lo dio, diciéndoles: Éste es mi cuerpo, que entrego por vosotros: haced esto en memoria mía. Asimismo, tomando el cáliz les dijo: Este cáliz es la Nueva Alianza en mi sangre”.En estas frases está la síntesis de misterios centrales del cristianismo:

  1. Sacramento: Cristo se da sacramentalmente (“sacramento”: “signo o señal” de una realidad espiritual) a los cristianos. “Mi carne es verdadera comida…” espiritual.
  2. Sacrificio: Con las palabras “Que se da por vosotros” y “que se derrama por vosotros” establece Jesús una relación esencial entre la Eucaristía y su muerte en la Cruz, expresando el carácter sacrificial del sacramento. Los pactos se sellaban con el sacrificio de un cordero; así selló Moisés la Alianza de su pueblo con Yahwé la última noche de su estancia en Egipto, cuando señalaron los dinteles de sus puertas con una mancha de sangre del cordero sacrificado. La sangre de la Nueva Alianza es la sangre de Cristo derramada en la Cruz: Cristo se ofrece a sí mismo como víctima para sellar el nuevo Pacto. La Eucaristía actualiza sacramentalmente el sacrificio del Calvario.
  3. Sacerdocio“Haced esto en memoria mía”. La persona consagrada como sacerdote ofrece el mismo sacrificio que ofreció Cristo en persona. El sacerdote cristiano es el mismo Jesús hecho sacramento en su persona.

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

(1) Triclinium: por influencia de los romanos, los comensales se situaban en torno a la mesa, muchas veces en forma de u, recostados de lado en una especie de camas inclinadas. Los cuadros de la Última cena, de Dalí, de Leonardo, etc. son maravillosos, pero su fidelidad histórica es pura anacronía.