Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 20
Visitas Totales: 31766
Desde: 24/09/2015

IV.4.1.01. Significado que dio Jesús a la última cena: “sacrificio” definitivo.

Tras la resurrección de Jesús, los discípulos recordaron siempre aquella cena y el significado que quiso darle Jesús. No veían nada claro separarse del judaísmo. Pero sus ceremonias religiosas, sus “sacrificios” habían sido superados por el “sacrificio de Jesús”, voluntario, libre, consciente, de ofrenda al Padre para la salvación de todos los hombres.

Decían celebración de la “cena del Señor”, “la fracción del pan”, sacrificio de “acción de gracias”, “eucarístico”,“sacrificio pascual”. Hay que entender esto:

  • Los judíos celebraban muchos sacrificios, según las fiestas. En la Pascua, sacrificaban el “cordero pascual” en acción de gracias por el “paso” del mar para librarse de los egipcios. Era más importante el del día del Yom kippur, osacrificio expiatorio por los pecados del pueblo. Esta manera de “adorar a Dios” ofreciéndole un ser vivo como reconocimiento de su poder infinito era común a todas las religiones.
  • Muchas religiones llegaron a los sacrificios humanos. San Pablo es categórico: Jesús se ofreció en sacrificio de una vez por todas, sacrificio definitivo. Ya no serán necesarios los sacrificios de animales. Importará más el “sacrificio personal”, la actitud de cada persona.
  • Para los cristianos, celebrar la cena del Señor es “memorial del sacrificio de Jesús”, de su vida, de su muerte, de su mensaje… de profunda oración de acción de gracias, “eucaristía”, al Padre y hondo deseo de ser mejores.

Jesús es tajante: de nada valen los sacrificios si no van acompañados de un cambio interior de las personas.Fijémonos en sus palabras: “Si en el momento de poner tu ofrenda en el altar te das cuenta de que tienes algo contra tu hermano, deja la ofrenda en el altar; vete primero a reconciliarte con tu hermano. Ven después y ofrece el sacrificio.”

La “alianza antigua”, el pacto realizado entre Moisés y Dios, era celebrado cada año con sacrificios de animales. El sacrificio de “la nueva alianza” será sólo “partir el pan” en memoria del Señor, la misa.

Estamos bautizados; somos cristianos. ¿Vamos a misa alguna vez? ¿Qué “hecemos” en misa? ¿Cuál es nuestra actitud interior: adorar a Dios, “unirnos” al sacrificio de Jesús por el mundo entero ofreciendo “nuestros sacrificios de cada día” por ser mejores personas, pedirle por los que nos rodean… hablarle de nuestros problemas, de los problemas de nuestros seres queridos, pedirle la luz de la fe para quienes tanto queremos pero que la han perdido, para… ? Muchas personas dicen que la misa no les dice nada ¿Qué va a decirles si “oyen” misa y “no celebran” nada?

Padre nuestro, que estás en el cielo;
Santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.

Amén

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros, pecadores,
Ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.