Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 59
Visitas Totales: 32014
Desde: 24/09/2015

IV.3.2.02. Significado de la acción de Jesús en el Templo de Jerusalén. **

Su vida está llena de hechos incomprensibles si no se enmarcan en su tiempo y en su pueblo. Jesús se siente llamado a instaurar un nuevo orden religioso y “humano”, no político. La nueva escala de valores sí repercutirá en la vida social y política de los pueblos.

Su entrada en Jerusalén aclamado por gentes sencillas no debería tener más significado que el de un predicador popular inofensivo; aunque el evangelista destaca que es “un animal macho que nadie antes ha montado” porque este detalle alude a un pequeño privilegio de reyes. De alguna manera, Jesús entra como Rey en Jerusalén. Rey de un Reino nuevo por completo, que Él está dando a conocer, que choca frontalmente con el “reino” que sostiene al pueblo hebreo como pueblo de elección de Dios y a su Templo.

La entrada triunfal no alertó a la guardia romana, acuartelada muy cerca del Templo. Sí llamó la atención de los sacerdotes y de los guardias de seguridad del Templo, no romanos.

¿Por qué, pues, pareció tan peligroso como para que intentaran cogerlo para aplicarle la “pequeña” sanción de matarlo? Pues porque con su predicación segaba la hierba bajo los pies del poder judío. Además, se atrevió a anunciar el final del Templo: “¿Qué señal nos muestras para obrar así?”. “Destruid este Santuario y en tres días lo levantaré”. Él hablaba del Santuario de su cuerpo”. No es fácil determinar cuáles fueron “las mismísimas palabras de Jesús”… Jesús sí anunció el final del Templo.

El vídeo reproduce en imágenes el evangelio de San Juan.

Pensemos. Con las “riquezas” populares se levantaron las catedrales. En plena actualidad, acaba de inaugurarse la Sagrada Familia, en Barcelona, fruto de aportaciones populares… ¿Cuál es el “motor” de estas grandes obras? La fe. El turismo terminará por ser fuente económica de mantenimiento de la Sagrada Familia. ¿Puede decirse lo mismo de multitud de pobres iglesias que nadie visita? ¿Cuáles son o pueden ser en la actualidad las “grandes obras” de la fe? (Hay respuestas. No hace falta discurrir gran cosa.)