Get Adobe Flash player

Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

StatPress

Visitas hoy: 42
Visitas Totales: 21823
Desde: 24/09/2015

PRESENTACIÓN

Muchos colegios, al comienzo de la jornada escolar, tienen unos momentos de reflexión (… y sería interesante que los que no los tienen,  instituyesen este acto, dada su eficacia educativa).

Pensamos la web para que los tutores, y el profesorado en general, dispongan de materiales ya preparados y adecuados para llenar estos “momentos” de reflexión – oración. En Internet se encuentran multitud de materiales adecuados… ¡Pero hay que buscarlos! Pretendemos dar hecho este trabajo.

El tema base es siempre JESÚS DE NAZARET. Indefectiblemente es también el SER HUMANO, del que Jesús es CUMBRE asombrosa, sorpresiva, inesperada… ¡realizada! ¡Definitiva! (1)

Razón fundamental: La finalidad de los centros educativos cristianos es siempre (o ha de ser) “dar a conocer a Jesucristo”.

(NOTA: No ignoramos la cuestión del profesorado no creyente, y hasta “anti”; pero pertenece a otro ámbito de gestión de los centros educativos cristianos y del mismo profesorado inmerso en dicha circunstancia.)

Intentamos una presentación atractiva, seria, profunda, ágil… Además, que sea fácil “llegar a clase y en dos clics” presentar el “momento” deseado:

  • Las entradas de la parte superior son un índice de todos los “momentos”; permiten abrir cualquier “momento”. El botón  Curso/Sem./día abre una página “todo a la vista”, distribución de temas por semanas y, desde aquí, uno o dos “momentos” para cada día.

  • Las entradas laterales, por cursos y semanas, tienen la misma función que el anterior.

Muchísimos “momentos” dejan colgando preguntas: normalmente no habrá tiempo de dialogarlas; pero su interés formativo queda intacto.

Una posibilidad: Que algunos chicos o chicas hagan preguntas difíciles de contestar de inmediato. Sugerimos que en vez de improvisar,  se aplace la respuesta. Siempre hay respuestas muy serias, aclaratorias y de gran interés para adolescentes y jóvenes. ¡Pero hay que prepararlas!

En PRINCIPIOS damos unas ideas cuya lectura puede que sea muy interesante. Más adelante daremos también unas ideas muy fundamentales sobre Ciencia y Fe, tema de gran interés, en general, para ellos. En VI.1.2.00. y ss tiene algunas ideas y ejemplos.

Internet: Para evitar los obstáculos  que quizá haya en las aulas con Internet, hemos preparado y ofrecemos un libro electrónico por cada curso o nivel, grabados en un pendrive. (Clic en PUBLICACIÓN ELECTRÓNICA)

Se irán renovando “momentos” (vídeos, ejemplos más actuales, etc.). Pero no vale la pena estar pendientes de novedades.

La realidad del uso para el que se destinan estos “momentos” no es un trabajo académico: por eso apenas citamos autores, obras, etc.

En muchos “momentos” transcribimos párrafos del Nuevo Testamento: para muchísimos alumnos y alumnas será la primera vez, y quizá la última, que oigan hablar en vivo y en directo de Jesús de Nazaret. Es la misma razón por la que sugerimos que se acabe casi siempre con el rezo del padrenuestro, avemaría y gloria. No es mucho pedir que los alumnos de centros cristiano-católicos sepan estas oraciones aunque sólo sea por haberlas escuchado cientos de veces.

 

(1) Y esto es así aunque muchísimas personas que en algún momento de su vida entran en contacto con Él intenten demostrar que no es así… ¡¡y hasta que ni siquiera existió!! El miedo a “seguir sus huellas” hasta donde sea tiene muchos nombres: “bobadas de curas”, “Dios no existe; lo demuestra la Ciencia”, “intenta ser buena persona y serás tonto”, “sólo perdonan los cobardes”, “yo no sé ni quiero rezar”,  “¿los creyentes? pobres ilusos”, “importa más la política”, etc. etc. etc… En el fondo, fondo, de lo más intimo de cada persona casi siempre hay miedo a las consecuencias de creer, miedo a tener que reconocer errores de pensamiento y/o de conducta… En el hondón de la persona, la vieja historia del “seréis como dioses” seguida de la triste comprobación de que “de eso, nada de nada”... Creo que la soberbia se disfraza de infinitas maneras. “Para creer hay que ser algo humilde”… me dijo un alumno, 15 años, hace muchos años.